Primer encuentro telefónico

Biden habla con Xi: trabajaré con China cuando beneficie al pueblo de EU

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expresó su preocupación por el abuso de derechos humanos en China; le inquietan las "prácticas económicas injustas"

Joe Biden, presidente de Estados Unidos.
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en el Pentágono luego de su llamada telefónica con Xi Jinping, presidente de China.AP

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, mantuvo su primer encuentro telefónico con su homólogo chino, Xi Jinping, donde trataron el comercio entre ambos y temas de derechos humanos.

Biden presionó a Xi en torno a la represión de Beijing, China contra los activistas que buscan la democracia en Hong Kong.

Desde la Casa Blanca se indicó que Joe Biden manifestó su preocupación por las “prácticas económicas coercitivas e injustas” que se manejan en China.

También se indicó que Biden presionó en relación a los abusos de derechos humanos contra las minorías étnicas en Xinjiang y sus acciones contra Taiwán.

En las últimas horas de la administración Trump, el secretario de Estado Mike Pompeo declaró que el Partido Comunista Chino había cometido crímenes de lesa humanidad contra los uigures predominantemente musulmanes y otros grupos minoritarios.

"Le dije que trabajaría con China cuando beneficie al pueblo estadounidense", publicó Biden en Twitter después de la llamada.

Los dos líderes hablaron horas después de que Biden anunciara planes para un grupo de trabajo del Pentágono para revisar la estrategia de seguridad nacional de Estados Unidos en China y después de que el nuevo presidente de Estados Unidos anunciara que impondría sanciones contra el régimen militar de Myanmar luego del golpe de estado de este mes en el país del sudeste asiático.

La emisora estatal de China CCTV dijo que Xi y Biden "intercambiaron saludos con motivo del Año Nuevo chino y tuvieron un profundo intercambio de puntos de vista sobre la relación bilateral y los principales problemas internacionales y regionales".

Biden, quien había tratado con el líder chino cuando se desempeñó como vicepresidente de Barack Obama, usó sus primeras tres semanas en la Casa Blanca para hacer varias llamadas con otros líderes en la región del Indo-Pacífico.

Ha tratado de enviar el mensaje de que adoptaría un enfoque radicalmente diferente hacia China que el expresidente Donald Trump, quien colocó los problemas comerciales y económicos por encima de todo en la relación entre Estados Unidos y China.

Biden planea dejar los aranceles vigentes mientras su administración lleva a cabo una revisión de la política comercial de arriba a abajo. 

Los funcionarios de la administración señalan que el presidente aún está esperando la confirmación de su candidata a representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, y su elección para secretaria de comercio, Gina Raimondo. Se espera que ambos desempeñen un papel clave para ayudar a dar forma a la política comercial de China.