Casi 900 personas ya se apuntaron

Buscan científicos a 4,000 que se arriesguen a contagio en concierto

Quieren investigar cómo se propagan los virus en eventos grandes y cerrados; señalan que es casi inexistente el conocimiento sobre contagios de enfermedades respiratorias en ese contexto

Paul McCarntney
El espectáculo se celebrará el 22 de agosto en Leipzig, con el cantante y compositor alemán Tim Bendzko, servirá como un experimento científico a gran escala.Especial
Por:

Investigadores alemanes planean celebrar un concierto en interiores para cuatro mil personas el próximo mes, el cual tiene como fin servir como investigación para comprender mejor cómo se propagan los virus en eventos grandes.

El espectáculo se celebrará el 22 de agosto en Leipzig, con el cantante y compositor alemán Tim Bendzko, servirá como un experimento científico a gran escala.

Monitoreados y con máscarillas

Los asistentes usarán dispositivos de rastreo de contactos alrededor de sus cuellos para ubicar con cuántas personas tienen contacto cercano y por cuánto tiempo.

También se les pedirá que usen desinfectante fluorescente para manos que sea visible bajo la luz ultravioleta, lo que permitirá a los investigadores determinar qué superficies se tocan con mayor frecuencia.

En el transcurso del día, los científicos del Centro Médico de la Universidad de Halle planean simular tres escenarios diferentes. 
  1. En uno, el concierto tendrá lugar exactamente como lo habría hecho en tiempos previos a la pandemia.
  2. En otro, la multitud entrará a través de ocho entradas en lugar de las dos habituales y todos los demás asientos en la arena serán bloqueados. 
  3. El tercer escenario implicará un estricto distanciamiento social y limitará la audiencia a dos mil personas.

Al estudiar cómo interactúan los asistentes al concierto en los tres escenarios, los científicos esperan encontrar un marco para reanudar con seguridad grandes reuniones. Aunque Alemania ha comenzado a levantar algunas restricciones relacionadas con el coronavirus, los conciertos con más de mil asistentes siguen prohibidos.

Los científicos también esperan obtener una mejor comprensión de cómo se transmiten las enfermedades respiratorias en eventos grandes, un conjunto de conocimientos que sigue siendo "escaso en general y prácticamente inexistente".

Todos los asistentes deberán hacerse la prueba del coronavirus en las 48 horas previas al evento y se requerirán máscaras en todo momento. Aún así, advierten los investigadores, existe un riesgo "muy bajo" de que los participantes puedan infectarse, debido a que puede haber falsos negativos o pueden contagiarse después de la prueba.

Hasta el martes por la mañana, casi 900 personas se habían inscrito, según informes de medios locales.

KA