Estiman que recuperación tarde 2 años

Con certificado Covid, UE va por rescate del turismo

Documento facilitará viajes internacionales para personas vacunadas o libres del virus en el verano; ONU prevé pérdidas desalentadoras, el peor escenario es una caída similar a la de 2020; avance depende de inoculación

COVID-19
Bañistas visitan ayer una playa en Biarritz, Francia, donde la mascarilla es obligatoria.Foto: AP
Por:
  • La Razón Online

Con 359 millones de vacunas aplicadas contra el coronavirus, los países de la Unión Europea (UE) se alistan para recuperar el turismo con la puesta en marcha de su “pasaporte Covid”; sin embargo, las recuperación podría tardar al menos dos más, de acuerdo con organismos internacionales.

Luego de año y medio de luchar contra este virus y las más de 10 cepas detectadas, los integrantes del bloque impulsan un respiro económico ante las pérdidas por la fuerte caída de las visitas internacionales y se preparan para recibir a partir de hoy a miles de personas de todo el mundo que comprueben que ya están inmunizadas o dieron negativo a esta enfermedad.

En medio de una vacunación desigual mundial, con regiones que superan las 50 millones de dosis suministradas mientras otras reportan menos de 10 mil, con tasas de protección que oscilan entre uno y 60 por ciento, estos gobiernos acordaron crear su certificado para hacer frente a los pronósticos aún desalentadores de la recuperación económica ligada al turismo, pues según se prevé que la afluencia alcance los niveles prepandemia, es decir de 2019, hasta 2023 o incluso después, dependiendo de la contención del SARS-CoV-2, que ya ha provocado la muerte de casi cuatro millones de ciudadanos en el mundo.

Y es que algunos gobiernos del bloque reabren fronteras y vuelos, pero sigue la cautela ante el avance de la mutación Delta, una de las cuatro consideradas de “preocupación”, que ya se encuentra en 96 países y ha puesto en jaque a Portugal, Francia y España; por lo que algunas administraciones reforzaron o recuperaron medidas sanitarias que ya habían eliminado ante los nuevos brotes, mientras que otras regiones del continente como Gran Bretaña —que hasta antes de la emergencia de Covid pertenecía a la UE— y Rusia reportan nuevos máximos de contagios, decesos y hospitalizaciones a causa de este variante del virus.

Gráfico

En esta nueva batalla, de nuevo las potencias llevan ventaja frente a las naciones en desarrollo por ser de las más avanzadas en la inoculación, ejemplo de ello son Francia y Alemania, con entre 53 millones y 73 millones de vacunas aplicadas, pero con miras a aproximarse o superar los 211 millones y 38 millones de visitantes que recibieron durante todo 2019, año en que comenzó la escalada de contagios a causa de este virus.

Y es que el control de la pandemia se convertirá en el mayor atractivo turístico más allá de sus destinos, ante las restricciones de viaje que se siguen aplicando, entre ellas cuarentenas obligatorias, especialmente si proceden de naciones no seguras. Y es que de acuerdo con el informe de la Conferencia de las Naciones Unidas Sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés) los países en desarrollo seguirán con graves afectaciones, pues la falta de biológicos también “aleja a los turistas”.

De acuerdo con la UE, cada región podrá aplicar un “freno de emergencia”, que le permitirá imponer restricciones temporales a los viajeros.

Sin embargo, la Organización Mundial del Turismo (OMT) considera que habrá una reducción de 75 por ciento de las visitas, considerado el peor escenario imaginado, pues se basa en los pronósticos sobre el combate al SARS-CoV-2 y el tema económico, ya que para este 2021 las pérdidas en la materia podrían ascender a 2.4 billones de dólares, por factores como el desempleo y la recuperación.

Mientras que los otros futuros posibles, aunque más optimistas, estiman llegadas similares a las de 2020, lo que representa un 74 por ciento menos a las de antes de la pandemia o ligeramente menor, es decir de sólo 63 por ciento, que dependerá del avance global en la inmunización en las próximas semanas.

Por separado, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) admitió que el efecto dominó de caída económica persistirá, ya que en algunas regiones se esperan efectos más devastadores que las naciones que comienzan a recibir a turistas. Por ejemplo, el impacto en América Latina, donde sólo un país suma más de 50 millones de dosis aplicadas, se mantendrá como en 2020.

  • El dato: Ante estas bajas estimaciones, la Secretaría general de la UNCTAD urgió a realizar un esfuerzo global para atenuar el impacto económico.

ALERTAN POR NUEVO REPUNTE

 Mientras la variante Delta se sigue expandiendo por el mundo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó un alza de 2.6 millones de contagios en sólo una semana.

Dicha incidencia, a causa de la cepa originaria de la India, representa dos por ciento en comparación con la semana previa, luego de hasta dos meses con descensos en la materia.

Entre los países más afectados en este periodo están tres latinoamericanos: Brasil, Colombia y Argentina; mientras que en Europa el foco está en Gran Bretaña, Portugal y Rusia, este último ocupa el cuarto lugar mundial con más casos.

Ante estos nuevos datos advierten que quitar restricciones, que se relaciona con las permisividad en los viajes mundiales, puede abrir la puerta al virus “si no hay una adecuada planificación” en torno a los riesgos; sin embargo, la UE insiste que cuenta con un plan B en caso de detectar un peligro.