OMS investiga origen del virus en Wuhan

China alienta teoría de conspiración: COVID surgió en laboratorio de EU

Funcionarios y medios locales ponen en duda seguridad de vacuna de Pfizer; tratan de desviar la atención del mal manejo al inicio de la pandemia, explican expertos

AP
Equipo de bioseguridad en laboratorio de Maryland, Estados Unidos, señalado por los medios chinos.AP
Por:
  • La Razón Online /Associated Press

Medios locales y un funcionario del gobierno chino se han encargado en los últimos días de avivar teorías de conspiración sobre el origen del coronavirus y han tratado de desestimar la vacuna contra el Covid-19 fabricada por Pfizer, pese a los estudios que indican que es segura.

Esto surge bajo el contexto de que el Partido Comunista, que rige al país, es fuertemente cuestionado por la producción de vacunas hechas en Chinas, además de la lenta respuesta inicial ante el SARS-CoV-2 que pudo permitir la expansión mundial.

Según los funcionarios y medios, el virus podría haberse desarrollado en un laboratorio militar de Estados Unidos. Además, siguen sembrando dudas sobre la eficacia de las vacunas occidentales para desviar los ataques mientras un equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aterrizó en Wuhan, China, para iniciar pesquisas sobre el origen del virus.

Algunas de estas teorías de la conspiración encuentran una audiencia receptiva en casa. El hashtag de las redes sociales “American's Ft. Detrick”, iniciado por la Liga de la Juventud Comunista, fue visto al menos mil 400 millones de veces la semana pasada después de que un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores pidiera una investigación de la OMS del laboratorio de armas biológicas en Maryland.

"Su propósito es pasar la culpa del mal manejo por parte del gobierno chino en los primeros días de la pandemia a la conspiración de Estados Unidos", dijo Fang Shimin, un escritor que ahora reside en Estados Unidos conocido por exponer títulos falsos y otros fraudes en la ciencia china. "La táctica es bastante exitosa debido al sentimiento antiestadounidense generalizado en China".

Yuan Zeng, un experto en medios chinos de la Universidad de Leeds en Gran Bretaña, dijo que las historias del gobierno se difundieron tan ampliamente que incluso amigos chinos bien educados le preguntaron si podrían ser ciertas.

Inflar dudas y difundir teorías de conspiración podría aumentar los riesgos de salud pública a medida que los gobiernos intentan disipar el malestar sobre las vacunas, dijo. "Eso es súper, súper peligroso".

En la última andanada, los medios estatales pidieron una investigación sobre la muerte de 23 ancianos en Noruega después de recibir la vacuna Pfizer. Un presentador de CGTN, la estación en inglés de la emisora estatal CCTV, y el periódico Global Times acusó a los medios occidentales de ignorar las noticias.

Los expertos en salud dicen que las muertes no relacionadas con la vacuna son posibles durante las campañas de vacunación masiva, y un panel de la OMS ha concluido que la vacuna no jugó un "papel contribuyente" en las muertes de Noruega.