No hay condiciones

Por COVID, postergan indefinidamente el carnaval de Brasil

La Liga Independiente de las Escuelas de Samba (LIESA) anunció que la propagación del coronavirus ha hecho que sea imposible llevar a cabo los desfiles 

Carnaval de Brasil
Carnaval de BrasilFoto: Especial.
Por:

El desfile anual del Carnaval de Río de Janeiro fue suspendido este jueves a causa de la pandemia; el espectáculo, de talla mundial, no se puede realizar en febrero dados los niveles de contagios de COVID-19 en Brasil.

La Liga Independiente de las Escuelas de Samba (LIESA) anunció que la propagación del coronavirus ha hecho que sea imposible llevar a cabo los desfiles tradicionales que son un pilar cultural y, para muchos, una fuente de sustento.

El Carnaval es una fiesta de la que dependen muchos trabajadores humildes. Las escuelas de samba son instituciones comunitarias y los desfiles son sólo un detalle de todo eso. Toda una cadena cultural y productiva se ha visto interrumpida por el COVID

Luiz Antonio Simas, historiador especializado en el Carnaval

El Ayuntamiento de Río de Janeiro aún debe anunciar una decisión sobre las fiestas callejeras del Carnaval que también se realizan a lo largo y ancho de la ciudad. Pero su agencia de promoción turística dijo en un comunicado que sin una vacuna de coronavirus, es incierto cuándo se podrán volver a realizar eventos públicos grandes.

El primer caso confirmado de coronavirus en Brasil se registró el 26 de febrero, un día después de que terminó la edición de este año del Carnaval. A medida que el número de infecciones creció, las escuelas se samba que participan en el desfile anual suspendieron los preparativos para el evento de 2021. El anuncio del jueves quitó la nube de incertidumbre que se ha cernido sobre la ciudad, una de las más afectadas por la pandemia en Brasil.

Actualmente, Brasil se encuentra entre los primeros tres países más afectados por la pandemia.

El sambódromo, vacío.Foto: AP.

Casi todas las escuelas de samba de Río están estrechamente relacionadas con las comunidades de clase trabajadora. Sus procesiones incluyen elaborados carros alegóricos acompañados por tamborileros y bailarines disfrazados que cantan a todo pulmón para impresionar a un panel de jueces. Decenas de miles de espectadores abarrotan las gradas de la arena, conocida como Sambódromo, mientras que decenas de millones observan el espectáculo en la televisión.

KA