Indagan causas del accidente

Mueren 50 en el peor accidente aéreo en Filipinas

Aeronave militar se estrella tras no poder aterrizar en la isla de Joló y no tomar altura de nuevo; rescatan a 53 personas; aún no saben causas

avion-Rescatistas laboran en la zona del accidente, mientras de fondo se ve lo que quedó del avión, ayer.
Rescatistas laboran en la zona del accidente, mientras de fondo se ve lo que quedó del avión, ayer.Foto: AP
Por:
  • La Razón Online

Una aeronave con tropas filipinas se impactó al intentar aterrizar en Sulu, ocasionando el peor accidente de la milicia y en la historia del país con un saldo de 45 muertos, unos 50 heridos y cinco desaparecidos, superando un accidente de 1971 con 40 víctimas mortales; tras los hechos, el Departamento de Defensa confirmó que la mayoría de las víctimas eran soldados recién graduados.

Un avión C-130 Hercules de Lockheed, que el país recibió como asistencia militar en 2020 de parte de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, se estrelló con casi un centenar de pasajeros a bordo en Patikul, en la isla Jolo cerca del aeródromo, en donde los uniformados tenían previsto unirse a los operativos contra el grupo terrorista Abu Sayyaf, cuyos miembros son simpatizantes del Estado Islámico y se les acusa de organizar atentados con bombas, decapitaciones y secuestros.

Tras la última actualización, en la que se reveló que 42 de los fallecidos eran militares y tres más eran aldeanos alcanzados por el aeroplano, se reportó que los soldados apenas habían recibido un entrenamiento básico para sumarse al combate contra milicianos musulmanes, contra quienes luchan desde hace décadas, y que hace unas semanas mantenían cautivos a cuatro hombres.

.Gráfico: La Razón de México

En torno al incidente, testigos revelaron que segundos antes del impacto ocurrido alrededor del mediodía, algunos de los soldados saltaron para evitar el golpe, pero en la caída fueron alcanzados por las llamas que se produjeron luego de la explosión tras estrellarse en tierra y que devoraron gran parte del avión.

La gran columna de humo que se levantó fue visible desde varios kilómetros de distancia entre las viviendas de la región luego del accidente del avión, procedente de Mindanao y que hizo una parada en Cagayán de Oro, en el que, de acuerdo con el secretario de Defensa, Delfin Lorenzana, los tres pilotos sobrevivieron; no obstante resultaron con severas lesiones de las que no se dieron detalles. Mientras que en las primeras imágenes que circularon del terrible siniestro sólo se veía la parte trasera casi íntegra, en la que se observa el número 5125, y el resto envuelto en llamas, mientras los primeros socorristas ya laboraban en la zona en busca de sobrevivientes.

Sin embargo, se desconocen las causas del grave choque, pero una de las hipótesis apunta a problemas climáticos, pues aldeanos detallaron que el avión sobrepasó la pista, que las autoridades reconocen es más corta que otras en la región, lo que puede dificultar las maniobras.

Además, se descartó un posible ataque por parte de hostiles, ya que el mayor y portavoz militar Edgard Arévalo precisó que el hecho es tratado como un accidente y otras fuentes dijeron que la aeronave se partió en dos.

Esta versión fue confirmada por el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Cirilito Sobejana, quien detalló en conferencia que el C-130, que despegó de Mindanao, “salió de la pista de aterrizaje, intentó recuperar fuerza, pero no lo logró y se impactó”. Y adelantó que permanecerán en la zona luego del “desafortunado accidente” para salvar más vidas.

Por separado, el teniente coronel Maynar Mariano aseveró que la prioridad es el rescate y en cuanto este proceso termine, se llevarán a cabo las indagatorias correspondientes.

En tanto, hasta 40 personas rescatadas entre el fuego y el fuselaje, la mayoría con quemaduras, fueron trasladadas de emergencia a un hospital de infantería en Sulu y los más graves a Zamboanga, por lo que se teme que la cifra de decesos aumente en las próximas horas a causa de las condiciones en que se encuentran muchos de los lesionados, mientras continúan las labores de búsqueda y rescate, pues al menos cinco pasajeros siguen desaparecidos. De acuerdo con el Departamento de Defensa al menos cuatro de los heridos son civiles.

En tanto, el presidente Rodrigo Duterte se dijo entristecido por la tragedia y pidió a la población rezar por la recuperación de los pasajeros sobrevivientes.

Además, el accidente de ayer supera por cinco víctimas mortales a uno de los peores que involucran a la Fuerza Aérea ocurrido en 1971, cuando al menos 40 militares murieron al impactarse en un campo de arroz en Manila; mientras que cuatro personas más fallecieron en un accidente aéreo en septiembre de 2020, y el mes pasado se reportó un siniestro con un Black Hawk, en el que fallecieron seis personas entre ellos tres pilotos, durante una misión de entrenamiento.

Luego de los primeros balances del daño, se reportó que en el impacto se salvó el general del Ejército Romeo Brawner Jr, quien viajaba con su esposa y tres hijos, pues descendió de la aeronave en la ciudad Cagayán de Oro, a donde fue trasladado para ocupar un nuevo cargo, punto en el que subieron las tropas que se accidentaron horas después.

Brawner Jr resaltó que estaba muy impresionado por el accidente en el que perdieron la vida varios soldados, pero se dijo agradecido por haber sobrevivido.