Lo demandan en la Corte por exponer a reporteros

Aun infectado, Bolsonaro desafía a la prevención

Un día después de dar positivo, el presidente se mofa de quienes usan cubrebocas: “eso es para desviados”; Brasil supera los 1.7 millones de enfermos

Bolsonaro
Un hombre camina frente a un mural crítico de Bolsonaro, en Río, la semana pasada.Foto: AP
Por:

Estar infectado de Covid-19, “la gripezinha”, en palabras del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, no ha logrado que el gobernante de ultraderecha adopte una postura más acorde con las medidas de prevención sugeridas desde las instancias internacionales, al grado de que ahora enfrenta un par de demandas ante la Corte Suprema de Justicia, por no guardar la distancia debida y continuar sus actividades como si no tuviera la infección.

La Asociación de la Prensa Brasileña (ABI, por sus siglas en portugués) anunció una demanda contra el mandatario ante la Corte Suprema, donde se acusará a Bolsonaro de exponer a miembros de los medios de comunicación al Covid-19.

Ayer, La ABI alegó que Bolsonaro no respetó la distancia de seguridad de la salud respecto a los reporteros que cubren su agenda, cuando se retiró la máscara en una conferencia de prensa televisada, el pasado martes, en Brasilia, donde anunció que había dado positivo al brote.

Partidarios del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el 25 de mayo de 2020Foto: AP

“El país no puede ver un comportamiento continuo que es más que irresponsable y constituye delitos claros contra la salud pública, sin reaccionar”, escribió en un comunicado el presidente de la organización gremial, Paulo Jerónimo de Souza.

Después de esa polémica conferencia de prensa, el congresista Marcelo Freixo tuiteó que presentó una demanda contra Bolsonaro ante la Oficina del Fiscal Federal. “El presidente violó los artículos 131 y 132 del Código Penal al quitarse la máscara durante la entrevista en la que anunció que tiene el coronavirus”, anunció.

A la luz del diagnóstico de Jair Bolsonaro, los ministros que recientemente tuvieron contacto con él también fueron examinados para detectar la enfermedad. El secretario de Gobierno, Luiz Eduardo Ramos, el ministro de Desarrollo Regional, Rogério Marinho, y el jefe de gabinete, Braga Netto, quienes estuvieron cerca de él en los últimos dos días, dieron negativo, según las oficinas de cada uno.

El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, el jefe del Ejército, Fernando Azevedo, y el secretario general de Gobierno, Jorge Oliveira, quienes acompañaron a Bolsonaro a un festejo por el 4 de julio en la embajada estadounidense, también fueron examinados y esperan sus resultados.

El país no puede ver un comportamiento continuo que es más que irresponsable y constituye delitos claros contra la salud pública, sin reaccionar

Paulo Jerónimo de Souza, Presidente de la Asociación de Prensa de Brasil

GOLPEA A COMUNIDAD LGBT

Jair Bolsonaro, uno de los líderes más negacionistas de la pandemia, también fue criticado ayer por usar un lenguaje homofóbico para burlarse del uso de máscaras faciales, uno de los recursos que los científicos promueven como una alternativa eficaz para frenar la propagación comunitaria.

La Folha de São Paulo afirmó que Bolsonaro acosó a su personal por usar cubrebocas, al considerar que éste era “coisa de viado” (un insulto homofóbico que se traduce aproximadamente como “es cosa de desviados”).

Bolsonaro es un antiguo enemigo de la comunidad LGBTQ de Brasil y durante tres décadas de trayectoria política no ha ocultado su homofobia.

“Tengo inmunidad (parlamentaria)para decir: sí, soy homofóbico, y estoy muy orgulloso de eso”, dijo en una entrevista cuando era congresista.

Brasil superó ayer los 1.7 millones de casos confirmados del nuevo coronavirus; además, hasta ayer, la enfermedad mató a 67 mil 964 personas, según el Ministerio de Salud. En las últimas 24 horas, el país registró 44 mil 571 casos nuevos y mil 223 muertes adicionales por la enfermedad.

  • El dato: Tras enfermar de Covid-19, Bolsonaro amplió su promoción de la hidroxicloroquina (fármaco desacreditado por la OMS contra el virus) como una cura milagrosa, incluso preventiva.

ntb