Hutíes en Yemen se unen al conflicto

Ejército israelí ataca un refugio y mata a 50; crece indignación

Líderes palestinos acusan “masacre” a inocentes y suman 8,525 muertes en la Franja; Bolivia rompe relaciones con Tel Aviv, mientras que Chile y Colombia llama a sus embajadores

Pobladores observan la magnitud de un ataque israelí en un campo de refugiados, ayer.
Pobladores observan la magnitud de un ataque israelí en un campo de refugiados, ayer.Foto: AP
Por:
  • La Razón Online

Israel perpetró una severa ofensiva en Jabalia y en su intento por destruir a Hamas mató a unos 50 civiles en el mayor campo de refugiados en Gaza, lo que desató condenas y que le dieran la espalda, pues Yemen se unió al conflicto y otras naciones exigen cuentas y rompieron relaciones diplomáticas.

A 25 días del conflicto el ejército de Benjamin Netanyahu ubicó túneles terroristas y disparó una oleada con la que eliminó al comandante Ibrahim Biari —líder de la incursión del pasado 7 de octubre— junto a 50 yihadistas, tomó el control de su centro de operación y colapsó una gran estructura subterránea, según las Fuerzas de Defensa israelí (FDI).

Sin embargo, líderes palestinos y organizaciones denunciaron que el impacto de seis bombas, que contenían seis toneladas de explosivos, destruyó decenas de departamentos y asesinó a inocentes en una región altamente poblada, con lo que la Franja suma ocho mil 525 fallecimientos en casi un mes.

Tras el golpe, agencias documentaron la devastación al compartir escenas de los cráteres como evidencia, montículos de escombros, cuerpos apilados y a decenas de ciudadanos en busca de sobrevivientes, lo que dio luz ante lo que Hamas tachó de “masacre”, pues hallaron a víctimas y las trasladaron en brazos hasta el hospital Al-Shifa, lo que saturó la instalación que carece de insumos, pues decenas de lesionados llegaron por propio pie, mientras el Ministerio de Salud palestino advirtió que en horas dejarán de operar por la falta de combustible.

Aliados de Israel, milicias enemigas y gobiernos se indignaron por la escalada, pues palestinos acusaron que el rival destruyó caminos en la frontera, mientras que Tel Aviv reportó “feroces enfrentamientos” en los que murieron dos efectivos a un día de liberar a una soldado, hecho que desmintió la Yihad Islámica.

Y Yemen respondió drásticamente, pues milicias hutíes respaldadas por Irán le declararon la guerra a Netanyahu al lanzar una ofensiva en apoyo a palestinos, agresión que corroboró el exvocero de las FDI Gabriel Chocron tras interceptar al menos un misil y dos drones que intentaron traspasar su espacio aéreo.

Gráfico
Gráfico

Situación que eleva el temor de un mayor conflicto, por lo que Qatar y Egipto alertaron del riesgo de frenar la mediación por 200 rehenes y ayuda humanitaria, que tanta falta hace, pues aunque ya cruzaron 150 camiones con alimentos, agua y medicina por el corredor de Rafah, aún es insuficiente, muestra de ello es que médicos operan sin anestesia, al no tener insumos y temen más muertes.

Al respecto, El Cairo adelantó que colaborará con Gaza y permitirá el paso de 81 heridos críticos para recibir atención médica en su territorio, mientras se esperaba el cruce de otro convoy con 80 unidades, el mayor, según Israel.

Pero las críticas no paran, pues en América Latina hacen frente a las presuntas violaciones al derecho internacional y actos genocidas.

Bolivia rompió relaciones diplomáticas con Israel ante la “agresiva y desproporcionada ofensiva militar”, pues casi a la par del ataque el vicecanciller de Luis Arce, Freddy Mamani, denunció actos inhumanos y degradantes contra gazatíes, hecho que el exlíder Evo Morales atribuyó a la presión a su sucesor, quien se quedó corto por no tachar de terrorista a Israel. Pero la ministra de la presidencia, María Nela Prada, convocó a la región a una “acción colectiva” para frenar las hostilidades y llegar una solución, como pugna Naciones Unidas.

Aunque no hubo eco al llamado otros llamaron a cuentas a sus respectivos embajadores. En Chile, el líder Gabriel Boric condenó las violaciones humanitarias recientes y adelantó que dialogará con su diplomático Jorge Carvajal.

Por separado, su homólogo colombiano, Gustavo Petro, quien ya tuvo roces con Tel Aviv, informó que llamó a su representante en Medio Oriente, Margarita Manjarrez, y advirtió “si Israel no detiene la masacre no podemos estar allá”.

Y pese al cúmulo de críticas, Israel justificó la embestida y culpó a Hamas de las bajas al acusar que usa a la población como escudo y la expone, pues debajo de Al-Shifa hay túneles subterráneos en los que operan, lo que provocó ataques nocturnos al cierre de esta edición.

Al respecto, el ministro de Defensa, Yoav Gallant, justificó la acción al admitir que se “pagará un alto precio” por la incursión que dejó mil 400 muertos, mientras que el vocero militar Daniel Hagari, sentenció “les dijimos que evacuaran” al insistir en refugiarse al sur, pues atacarán al norte, proceso en el que cuenta con apoyo de Estados Unidos, pues el secretario de Estado, Antony Blinken, viajará por tercera vez a la región.