Anticipa OMS muchos más casos

Inquieta propagación de la viruela del mono

Hay más de 10 países con positivos y piden detectar lesiones cutáneas; Argentina vigila a un paciente; Bélgica es la primera nación que ordena el confinamiento obligatorio de infectados

Personal de microbiología analiza la prueba de un paciente sospechoso, en Alemania, la semana pasada.
Personal de microbiología analiza la prueba de un paciente sospechoso, en Alemania, la semana pasada.Foto: Reuters
Por:
  • La Razón Online

La lista de naciones con presencia de la viruela del mono sigue al alza, lo que eleva las preocupaciones en torno al origen del virus que en un par de semanas ya alcanzó a 15 territorios, por lo que se abren dudas de una propagación comunitaria ante el aumento de casos con erupciones cutáneas inusuales y un país ya ordenó el confinamiento obligatorio de afectados.

Luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reforzó la vigilancia al advertir que habrá muchos más casos, Austria reportó su primer caso, mientras que en Argentina se reveló que ya analiza un caso sospechoso que cumple con la sintomatología.

Autoridades del primero de la lista indicaron que se trata de un hombre de 35 años con síntomas leves como póstulas y fiebre. La Asociación de Salud de Viena reveló que el hombre acudió ayer a revisión por esta sintomatología y horas más tarde se confirmó el contagio, por lo que fue ingresado al área de infecciones, donde se mantiene aislado.

.
.Gráfico: La Razón de México

Horas más tarde, Argentina informó que vigila un posible caso a la espera del reporte oficial, quien habría estado en España entre el 28 de abril y el pasado 16 de mayo, lo que coincidiría con el periodo en el que varios hombres en ese país dieron positivo a la enfermedad endémica de África. Y, aunque no se confirmó hasta el cierre de esta edición, se indicó que el gobierno coordina a un grupo de especialistas para reforzar el plan epidemiológico, así como la atención para reducir el riesgo de contagio, pues se sabe que la infección puede ser ocasionada por el contacto con un positivo físico, con fluidos o de tipo sexual.

Y la alerta no se detiene ahí, pues ante el riesgo, Bélgica ordenó el confinamiento obligatorio de los pacientes positivos, convirtiéndose en el primer país que aplica esa medida, que coincide con las recomendaciones de aislamiento en otros territorios.

Aunque dijeron que el peligro de un brote mayor es muy bajo ya tomaron acción ante la preocupación de que se propague rápidamente, pues recordaron que no hay certeza en torno a su origen y su transmisión aún es desconocida. Incluso insisten que no hay razón para pensar que podría convertirse en una pandemia como con el Covid-19.

Dicho gobierno recalcó, tras una evaluación junto al Grupo de Evaluación de Riesgos (RAG) que ante el desconocimiento que abunda en torno a este virus los pacientes deberán aislarse 21 días, tiempo se incubación del virus.

En tanto, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, admitió que se trata de una situación preocupante para todos los gobiernos, aunque al momento de sus declaraciones sólo se reportaba un positivo en la región.

De visita en Corea del Sur, admitió que la inquietud se desprende de una posible propagación veloz que detonará consecuencias sanitarias. Agregó que se mantiene al pendiente, pues personal médico ya colabora con autoridades internacionales para dar con el origen del brote y tratamientos para los pacientes confirmados con este virus, mientras en el país se reportó que hay dos casos sospechosos más de la viruela símica.

Sus preocupaciones se suman a los señalamientos de expertos de la OMS que estiman que, por la velocidad con que avanza el virus, es posible que aparezcan muchos más en los próximos días.

Por separado, la Agencia de Seguridad Sanitaria de Gran Bretaña reconoció que estos contagios podrían ser consecuencia de una transmisión comunitaria, pues han detectado “más casos a diario” al sumar 20 en cuestión de semanas, entre ellos presuntamente un niño, según fuentes del gobierno.

Rechazan estigmatización. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) llamó a no estigmatizar a la comunidad Lésbico-gay ante las versiones de que la transmisión de la viruela del mono se da predominantemente entre hombres homosexuales.

A través del Programa Conjunto de la ONU sobre el VIH llamó a no difundir estas versiones sin evidencia, pues con ello sólo aumenta el estigma homófobo y racista, pues como ocurrió hace años con el sida, al culpar a un grupo por su preferencia sexual, “pueden socavar rápidamente la respuesta al brote”.

Enfatizó que sin un origen claro en torno a los brotes no se puede atribuir la enfermedad a un sector específico, por el contrario se deben considerar qué los hace más vulnerables ante esta enfermedad que dicen es menos peligrosa que la viruela humana, erradicada hace años.