Ajustan a la baja cifra de muertos; van 84

Irán va por venganza contra Estado Islámico por atentados

El rival convoca a atacar judíos y cristianos en EU y Europa; la Guardia Revolucionaria y familiares de víctimas exigen respuesta luego de culpar a Israel, que persiste lucha con Hamas

Residentes colocan ofrendas en honor a las víctimas caídas cerca del cementerio de Kerman, ayer.
Residentes colocan ofrendas en honor a las víctimas caídas cerca del cementerio de Kerman, ayer.Foto: AP
Por:
  • La Razón Online

El Estado Islámico (EI) se atribuyó la autoría del doble atentado terrorista que mató a 84 personas —según un ajuste a la baja— en una ceremonia en Kerman en honor al comandante Qasem Soleimani, en Irán, por lo que aumentan los llamados del régimen y víctimas a vengar esa atrocidad.

La organización se jactó, según un comunicado difundido en Telegram, que dos combatientes perpetraron las explosiones en el Jardín de los Mártires, versión que contradice al Gobierno de Ebrahim Raisi, que inicialmente descartó un acto suicida.

Enemigos sunitas también conocidos como ISIS o Daesh recalcaron que los ataques no fueron a control remoto sino que sus aliados Omar al Mouhid y Saifala al Mujahid “hicieron detonar sus cinturones explosivos” entre la multitud, cerca de la tumba de Soleimani, líder de la Fuerza Quds que encabezó la lucha contra los califatos en la región, acto que corroboró la agencia IRNA al detallar que en la escena se halló el cuerpo desmembrado de uno de los perpetradores.

Tras ese golpe, por el que contabilizan 284 heridos, el EI convocó en una grabación a seguidores y aliados a matar judíos y cristianos en el mundo, “donde quieran”, al apuntar a civiles y objetivos en Estados Unidos y Europa, lo que pone en alerta a esas regiones y a templos religiosos ante posibles atentados.

En tanto, Irán reforzó la seguridad en la zona ante el temor de una nueva agresión contra la población que reconoce el legado de Qassem Soleimani, eliminado por fuerzas estadounidenses en un aeropuerto de Bagdad en 2020.

Las agencias iraníes Tasnim e IRNA revelaron que se prohibieron nuevas peregrinaciones, para evitar concentraciones masivas, así como estacionar vehículos en la carretera a Kernan, esto mientras en la zona agentes recuperan pistas para rastrear a todos los involucrados en la doble explosión que dejó casi un centenar de “mártires”.

En tanto, medios locales mostraron nuevas escenas de lo ocurrido y se observa a víctimas sosteniéndose entre sí para huir del caos ante una estela de humo, decenas de heridos tendidos en el suelo mientras testigos intentan detener hemorragias y paramédicos que confirmaron la muerte de decenas, al verificar que ya no tenían signos vitales.

El régimen insistió en su llamado a castigar a los culpables que en su “desesperación” e “ira” atacaron a quienes recuerdan al líder iraní justo en su cuarto aniversario luctuoso.

El Ministerio del Interior actualiza cifras de víctimas tras visitas a hospitales.
El Ministerio del Interior actualiza cifras de víctimas tras visitas a hospitales.Foto: AP

Y la Guardia Revolucionaria, alentada por el reclamo de justicia de deudos y víctimas, garantizó que habrá venganza, horas después de que familiares de quienes perdieron la vida emitieran un comunicado para exigir medidas urgentes contra “los autores de este atroz acto de terror”, mientras el Estado Islámico presumió fotos de los suicidas embozados frente a una de sus banderas.

Un día después del atentado, los hospitales siguen saturados, pues se reportó que 180 heridos siguen internados, pues la mayoría fue intervenido quirúrgicamente por el tipo de lesiones. Y aún no descartan que la cifra letal aumente, luego de corregir a la baja el saldo, pues al menos 47 se encuentran en estado crítico y en cuidados intensivos, según el último informe de la Universidad de Ciencias Médicas de Kerman.

En medio del luto, el régimen reconoció el “espíritu resiliente” de la población, sin anticipar acciones contra el Estado Islámico, aunque se adelantó que hoy se reunirá el Consejo Supremo de Seguridad Nacional, luego de que el régimen acusó a Israel del peor atentado desde 1979, y no descarta acudir a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Dicha nación no hizo declaraciones en la materia, pero redobló la vigilancia sin dejar de lado su ofensiva contra Hamas. En el día 90 de la guerra lanzó nuevos bombardeos precisos contra sitios clave en Khan Younis al perpetrar un “daño significativo” al rival que les declaró la guerra en octubre pasado.

Además, Tel Aviv adelantó que su prioridad después de la guerra en Gaza es que los palestinos sean quienes asuman el control total y no los terroristas ni su nación, de acuerdo con el ministro de Defensa, Yoav Gallant. El integrante del gabinete de Benjamin Netanyahu explicó en conferencia, según el diario Jerusalem Post que “Hamas no gobernará” la zona, al tiempo que sus fuerzas hallaron otro complejo militar de la resistencia islámica en la Franja.

A la par mantiene alertas ante sus otros frentes, pues pobladores de Líbano y yihadistas demandaron una respuesta firme contra Israel, presunto responsable del crimen del número dos de Hamas en ese territorio, Saleh al Arouri, la semana pasada, lo que eleva el temor a una escalada en Medio Oriente. Sin embargo, esta advertencia no frena las acciones de Estados Unidos, pues la Casa Blanca puntualizó que, pese a las tensiones, su secretario de Estado, Antony Blinken, iniciará hoy una gira por la zona, que incluye visitar ocho naciones.