Jueces indagan “traición” por filtración de borrador

Joe Biden anticipa ley en EU si Corte echa atrás el aborto

El presidente critica revés al caso Wade vs. Roe, que obligaría a estados a definir su propia normativa; líderes demócratas advierten de posible regresión ante libertades y republicanos acusan intento de presión

Mujeres protestan frente a la Corte contra plan para revertir la protección al aborto.
Mujeres protestan frente a la Corte contra plan para revertir la protección al aborto.Foto: Reuters
Por:
  • La Razón Online

La histórica filtración de un revés al aborto en Estados Unidos elevó la presión contra la Corte Suprema, pues el presidente Joe Biden y activistas cuestionan un posible fallo restrictivo, mientras los jueces sostienen que la decisión aún no está tomada.

Un día después de que la revista Politico divulgara un borrador escrito por el juez Samuel Alito por la anulación del caso Roe vs Wade, justificando que éste no tiene fundamento en la Constitución, el mandatario advirtió que será firme y si echan atrás la decisión vigente desde 1973 no se quedará de brazos cruzados, ya que alista una ley para garantizar el derecho de las mujeres a elegir sobre la interrupción del embarazo.

“Estaremos preparados cuando se emita cualquier fallo”, sostuvo previo al debate de entre junio y julio, pues sin cambios este proyecto, rechazado por manifestantes desde anoche, pasaría por mayoría de seis contra tres, obligando a estados a emitir su propia normativa, lo que arrastraría a muchos a prohibirlo, justo cuando gobiernos republicanos limitan el aborto, como Texas y Oklahoma y al menos 13 entidades se decantarían, al momento, por un veto en cuanto entre en vigor la medida judicial, poniendo contra las cuerdas a las clínicas que ofrecen esta práctica para frenar el embarazo.

Gráfico
Gráfico

Biden advirtió que hará todo lo que esté a su alcance contra una medida “radical” que va contra 50 años de historia, pues representa una amenaza contra otros derechos, como el matrimonio igualitario, evidenciando un gran cambio en la jurisprudencia del país.

Su postura fue respaldada por el Congreso y estados que coinciden que se trata de un llamado de atención sobre las libertades en el país y anticipan que si este plan se confirma, se infligirá el peor golpe en materia de derechos humanos.

El líder de la mayoría en el Senado, Charles Schumer, se dijo furioso por el adelanto de la decisión que se conocerá hasta principios de julio y advirtió que los republicanos “se están colocando del lado equivocado de la historia”.

Por separado, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, fue más directa y se lanzó contra el expresidente Donald Trump y el líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell, por estar detrás de este “monstruoso” y “alarmante” proyecto, con el que atentan contra “precedentes y la Constitución”.

Asimismo, indicó que, de aprobarse tal cual está en el documento, sentaría las bases para que este sector “borre aún más nuestras libertades”.

Defensa a la que se sumaron estados como California y Michigan, pues la primera región alista una enmienda a la Constitución en favor del aborto, mientras que en la otra, sostienen que lucharán por que éste siga siendo un derecho.

Ante la polémica, la Corte confirmó que dicho borrador sí es en el que trabajan, corroborando su autenticidad, pero el presidente del tribunal, John Roberts, minimizó los cuestionamientos al garantizar que no representa la decisión final, pues éste aún podría sufrir cambios.

Gráfico
Gráfico

El magistrado, a través de un comunicado, adelantó que ya ordenó una investigación por la fuga que ve como una “traición” y “violación atroz a la confianza”, contra los que integran la Corte.

A su consideración, la filtración pretendía “socavar la integridad de nuestras operaciones”, al recordar que en el país no se había registrado una fuga sobre deliberaciones de la Corte y ésta rompe con la confidencialidad que los caracteriza, ya que estos documentos sólo deben circular internamente.

Y descartó que este acto afecte la discusión o el trabajo de los jueces para votar en la materia.

En tanto, los republicanos, que en un inicio aplaudieron el borrador, también exigieron una indagatoria, pues la revelación del pasado 2 de mayo pone en juego el interés del partido.

Hecho que aprovechó el mandatario demócrata al advertir a la ciudadanía que está en sus manos detener este tipo de retrocesos. Incluso, la gobernadora de Alabama, Kay Ivey, señaló que esta difusión sólo fue un intento de manipular la decisión de la Corte e instó a los jueces, de los que tres fueron designados por Trump, a ser firmes para garantizar lo establecido en el texto.

“Si la corte anula Roe (vs. Wade), corresponderá a los funcionarios electos de todos los niveles de gobierno proteger el derecho de la mujer a decidir”, aseveró ante periodistas e insistió que la mejor forma de mostrar su descontento es votar por senadores y representantes que velen por éstos, de cara a las elecciones de noviembre, en las que se juega la mayoría en el Congreso, poniendo en riesgo otras libertades en la nación.

Por separado, algunos sectores, entre legisladores y medios, ya cuestionan la reputación del organismo, pues ven una clara confrontación a la ciudadanía, más allá de las tendencias políticas de quienes deliberarán.

  • El dato: Decenas de mujeres afectadas por los cambios legislativos que limitan la práctica del aborto viajan a otros estados o hasta países para interrumpir su embarazo.