Sus padres lamentan el deceso

Joven de 15 años muere dos días después de ser diagnosticada con COVID-19

"Hicieron todo lo posible para salvar a mi bebé, pero este virus se la llevó.; la invadió en cuestión de 48 horas", declaró la madre de la menor que murió a causa del COVID-19

Servicios funerarios
La joven no presentaba comorbolidades, era deportista y se presume que acataba las medidas sanitarias para evitar contraer COVID-19, virus que terminó por quitarle la vidaFoto: Pixabay
Por:
  • La Razón Online

Dykota Morgan era una joven que disfrutaba del deporte, el tiempo con su familia y sus amigos. No presentaba comorbolidades y sus padres dicen acataba las medidas sanitarias para evitar contraer COVID-19, sin embargo, un domingo le fue detectado el virus y para la madrugada del martes siguiente, la muchacha de 15 años ya había perdido la vida. 

El COVID-19 ha provocado la muerte de millones de personas en todo el mundo y en esta ocasión, hubo un caso que llamó la atención de los medios de comunicación estadounidenses, el cual se suscitó en Illinois, Estados Unidos, específicamente en los suburbios de Bolingbrook, donde una joven sana que murió dos días después de dar positivo a COVID-19.

El caso de la joven Dykota Morgan fue rápidamente difundido en los medios de comunicación de Estados Unidos, en donde se presentaron entrevistas con los padres de la menor, quien según su madre, se cuestionaba las últimas horas de su vida por qué le había pasado eso a ella.

Joven de 15 años muere a causa del COVID-19 en Estados Unidos

Siguiendo con el relato de la madre, la joven de 15 años presentó intensos dolores de cabeza y somnolencia la tarde del sábado, pero fue hasta el domingo que una prueba comprobó que la pequeña deportista tenía COVID-19.

Aún ese día, la joven estuvo custodiada en su casa en una cuarentena improvisada que sus padres prepararon para ella y su hermana mayor, quien también dio positivo al virus. Sin embargo, para la tarde del lunes, Dykota ya no se podía parar de la cama y estaba sudando frío, por lo cual, sus padres decidieron llevarla al hospital.

"Me preguntó por qué le pasaba eso a ella y si había hecho algo para merecerlo, pero yo le aclaré que no había hecho nada para merecerlo. (...) Literalmente tratamos de hacer todo para protegerla, todo para protegerla de este virus y sé que ella era muy responsable y respetaba los protocolos sanitarios", declaró la madre.

Niña con COVID-19 muere en el traslado de un hospital a otro

Ya en el hospital, el estado crítico de la joven de 15 años de edad que contrajo COVID-19, provocó que los doctores quisieran trasladarla a otra unidad médica para garantizar la mejor atención para la menor, sin embargo, durante el traslado en helicóptero de un hospital a otro, Dykota murió, dejando atrás sus sueños de convertirse en una gran atleta.

“Nos dijeron que entráramos a decirle adiós antes de que se la llevaran al hospital Lurie y que le dijéramos que la amábamos... Yo pensé que era un adiós hasta que llegáramos al hospital; no pensé que fuera un adiós para siempre", mencionó la madre de la hoy fallecida.

Mientras que su padre, le dijo con ternura poco antes de morir que si estaba cansada, podía irse y así todo acabaría. En relación al servicio médico que recibieron, la madre de la menor que murió de COVID-19 dijo que "Hicieron todo lo posible para salvar a su bebé, pero que el virus se la llevó en cuestión de 48 horas".

Para cuando la joven murió, en Estados Unidos aún no habían vacunas contra COVID-19 aprobadas para el uso en menores de 16 años, por lo cual la pequeña Dykota no pudo ser inoculada a pesar de que su mamá la inscribió en una ronda de uso de emergencia de la vacuna de dos dosis de Pfizer, misma que se realizaría una semana después del contagio de COVID-19 de la menor, según informaron medios estadounidenses.