Fijaron fianza de 500 mil dólares

Liberan a mujer acusada de asesinato por un "aborto autoinducido" en Texas

Lizelle Herrera, una mujer hispana de 26 años, quedó en libertad fajo fianza este sábado luego de haber sido acusada de asesinato por un "aborto autoinducido"; la organización Frontera Fund brindó apoyó a la víctima 

Este sábado liberaron a Lizelle Herrera, acusada de asesinato por un presunto aborto "autoinducido".
Este sábado liberaron a Lizelle Herrera, acusada de asesinato por un presunto aborto "autoinducido".Foto: Archivo
Por:
  • La Razón Online

Luego de ser arrestada el pasado jueves en Texas, uno de los estados con las leyes más severas antiaborto de Estados Unidos, y acusada de asesinato por un presunto "aborto autoinducido", Lizelle Herrera, una mujer hispana de 26 años, quedó en libertad este sábado.

La mujer fue detenida por autoridades del condado de Starr porque "causó intencionalmente y a sabiendas la muerte de una persona mediante un aborto autoinducido", como detalló la policía en un comunicado, y se le fijó una fianza de 500 mil dólares.

Lo anterior, aunado a que se desconocen los detalles del presunto aborto, provocó que alrededor de 20 personas protestaran esta tarde frente a la cárcel del condado de Starr, al sur de Texas, cerca de la frontera con México. La manifestación fue convocada por La Frontera Fund, una organización que brinda apoyo para abortar a mujeres del valle del Río Grande, donde se encuentra el condado.

"Exigimos la liberación inmediata de Lizelle Herrera por haber sido injustamente encarcelada", denunció la directora de Frontera Fund, Cathy Torres.

Horas después, la organización informó que Herrera había sido liberada bajo fianza y que también obtuvo asesoría legal para llevar su caso, mientras que se abrió un fondo de reconciliación y defensa legal para apoyar tanto a la víctima como a su familia.

Al respecto, la organización cree que se trata del primer arresto en Texas desde que entró en vigor, en 2021, una ley estatal que prohíbe los abortos alrededor de las seis semanas, tiempo en el que muchas mujeres aún no saben siquiera que están embarazadas.

Además, esta ley permite a la ciudadanía demandar a cualquier persona que realice o ayude a una mujer a abortar después de que se detecte la actividad cardíaca del embrión, y los denunciantes pueden recibir hasta un mínimo de 10 mil dólares por demandas exitosas.

Con información de AP y Reuters.

CEHR