Es la segunda mujer que ocupa el cargo

Macron renueva gabinete con una primera ministra

El presidente confía a Elisabeth Borne labor de formar un nuevo gobierno; apuesta por extitular de Transportes para ratificar mayoría parlamentaria; oposición cuestiona designación

Elisabeth Borne y Jean Castex, ayer, en el proceso de transición en el gobierno.
Elisabeth Borne y Jean Castex, ayer, en el proceso de transición en el gobierno.Foto: AP
Por:
  • La Razón Online

Tres semanas después de su victoria electoral, el presidente francés, Emmanuel Macron, puso en marcha la renovación del gobierno al nombrar a Elisabeth Borne como primera ministra, la segunda mujer que llega a este cargo.

Horas después de que Jean Castex presentara su renuncia, el mandatario anunció a su elegida, la centrista de confianza que hasta ayer se desempeñada como ministra del Trabajo.

Con ello da un sello de continuidad a su primer mandato para formar un nuevo gobierno en los próximos días con miras a repetir la mayoría parlamentaria y contrarrestar el crecimiento de la ultraderecha en las elecciones de junio próximo, al recordar que dicho poder es clave para respaldar nuevas leyes en la nación, pero con la amenaza de ser la primera baja si no obtiene los resultados planteados.

La prioridad de la también exencargada de Transportes y Medio Ambiente es evitar otro salto de los ultranacionalistas, pues la líder opositora cerró distancia en las presidenciales, proceso para el que tiene apenas unas semanas, a fin de allanar el camino para que Macron concrete sus objetivos, entre ellos la polémica legislación que prevé aumentar hasta tres años la edad para jubilarse en el país, de 62 a 65 años, tema en el que se enfrentará nuevamente como negociadora ante los sindicatos a cinco años de las peores huelgas en el país.

Me gustaría dedicar este nombramiento a todas las niñas diciéndoles. ¡Vayan por sus sueños!

Elisabeth Bourne, Primera ministra de Francia

También busca respaldar el compromiso de reducir el costo de vida, hecho que se agudiza ante la creciente inflación a nivel mundial, derivada de la guerra en Ucrania, misma que el propio Macron ha intentado mediar desde antes de que ésta comenzara al reunirse con sus homólogos de Rusia y Ucrania, Vladimir Putin y Volodimir Zelenski, respectivamente, y avanzar en un “plan verde”, justo cuando Europa busca reducir su dependencia a los energéticos fósiles, que recibe del gobierno invasor.

Tras el cambio, Castex se dijo satisfecho de su labor en los últimos dos años y externó total apoyo a su sucesora al entregar la batuta para liderar un nuevo equipo al servicio del pueblo francés; mientras que aliados de Bourne resaltaron el nivel de compromiso para no dejar ningún pendiente, lo que rememora el apelativo de la “ministra de las reformas imposibles”.

Ante el salto de otra mujer a este cargo, la primera desde la década de los 90 cuando Edith Cresson fue la mano derecha de François Mitterrand, la funcionaria de 61 años resaltó que después de tanto tiempo se confíe de nuevo una labor a su género ante el machismo que prevalece en puestos de alto nivel.

Gráfico
Gráfico

Asimismo, dedicó este nombramiento a todas las niñas del país, a quienes exhortó a ir en busca de sus sueños, pues “nada debe detener la lucha por el lugar de las mujeres en nuestra sociedad”.

Pese al reconocimiento de que una mujer ocupe este cargo, su designación no cayó bien entre la oposición, que pone en duda la promesa de unidad que hizo Macron al admitir que hubo un gran voto de rechazo y otro sector lo respaldó para evitar el ascenso de la extrema derecha.

Al respecto, Marine Le Pen, opositora de Agrupación Nacional, aseveró que esta decisión es una muestra más de la política de desprecio de Macron, lo que evidencia que no escucha a los votantes, lo que la beneficiaría a ella. Y, a través de su cuenta de Twitter, tachó la encomienda de “deconstrucción del Estado y destrucción social”.

Por separado, el izquierdista Jean-Luc Mélenchon, quien terminó tercero en la primera vuelta electoral, lamentó que Emmanuel Macron apueste por quien no dio resultados en su anterior cargo. Y señaló que Borne dejó un legado de “reducción de subsidios de un millón de desempleados”, en recuerdo del recorte contra el sector.

Incluso, advirtió que se trata de una funcionaria que exacerbará el “maltrato social y ecológico”, en alusión a sus cargos previos.