Llegan primeros contagios a Líbano, Japón y Francia

EU sí impone test negativo de Covid-19 a viajeros de GB

La decisión, como medida preventiva ante nueva variante del virus, presuntamente más transmisible; Sudáfrica reclama a Reino Unido señalamientos por cepa; no es más patógena que la británica, revira; reportan primeros contagios del virus detectado en territorio inglés en Francia, Japón y Líbano

YHZ356VPL6DZZNJXOCF566CF5E
Sanidad llevará un registro de aquellos que rechacen vacunarse contra la CovidFoto: Especial
Por:
  • La Razón Online

El hallazgo de nuevas cepas del Covid-19 generó un intercambio de señalamientos entre Sudáfrica y Gran Bretaña respecto a la peligrosidad de las dos variantes. En tanto, se reportaron los primeros contagios del virus identificado en la nación europea en Francia, Japón y Líbano, mientras que Estados Unidos emitió una medida que restringe a pasajeros provenientes del Reino Unido la entrada a su territorio si no cuentan con una prueba negativa del virus antes de volar.

“No hay elementos que demuestren que la cepa sudafricana es más patógena que la cepa británica, como sugirió el secretario (de Salud de ese país). Tampoco hay pruebas de que ésta cause una forma más grave de la enfermedad o aumente la mortalidad, frente a la variante del Reino Unido o cualquiera de las mutaciones identificadas en todo el mundo”, aseguró el ministro de Salud sudafricano, Zwelini Mkhize, en un comunicado, en respuesta a los señalamientos británicos.

El miércoles, el ministro británico de Salud, Matt Hancock, dijo que la nueva cepa del coronavirus de Sudáfrica, la 501.V2, era “altamente preocupante, porque es más contagiosa y parece haber mutado más que la identificada en el Reino Unido”. Luego, anunció restricciones de viaje entre los dos países.

Estas declaraciones “pudieron haber creado la percepción de que la variante sudafricana fue un factor importante en la segunda ola en el Reino Unido, lo que no es el caso”, afirmó Mkhize en su comunicado de Navidad. Los elementos de la investigación demuestran que la mutación británica se desarrolló antes que la sudafricana, añadió, al tiempo que lamentó la decisión de prohibir los viajes entre Gran Bretaña y su país.

Si bien no hay indicios de que las mutaciones lleven una mayor letalidad, su contagiosidad aumenta el riesgo de comprometer a los sistemas hospitalarios, además, está la posibilidad de que los test de PCR o pruebas rápidas sean menos eficaces para detectarlo, afectando a una de las principales estrategias para combatir la epidemia.

A su vez, decenas de países suspendieron los viajes hacia Gran Bretaña, mientras que el jueves, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos anunciaron que requerirá que los pasajeros llegados en avión desde el país europeo den negativo en una prueba de Covid-19 antes de embarcar.

Los pasajeros de vuelos llegados de Gran Bretaña tendrán que presentar una prueba negativa de Covid-19 realizada en los tres días previos a su viaje y proporcionar los resultados a su aerolínea, la cual deberá negar el embarque a cualquier pasajero que no se haya practicado la prueba. La orden entrará en vigencia el lunes.

En tanto, autoridades de Francia, Líbano y Japón reportaron los primeros casos de contagios con la nueva variante de coronavirus encontrada en Reino Unido, en pasajeros procedentes de ese país.

Beirut anunció este viernes un caso positivo en un vuelo que llegó de Londres a esa capital a principios de esta semana, por lo que llamó a los pasajeros “a que estén en alerta y se adhieran a todas las normas de prevención”.

En Japón, las autoridades anunciaron que cinco casos positivos a la nueva cepa fueron identificados en los aeropuertos de Tokio y Osaka, entre el 18 y el 21 de diciembre, entre viajeros procedentes de Gran Bretaña, y añadió que los afectados fueron aislados.

Francia reportó su primer caso de la variante VOC 202012/01 en un viajero que llegó de Londres el 19 de diciembre y el 21 dio positivo.

  • El dato: Esta semana, la Ssa de México determinó no restringir vuelos procedentes de GB por considerar que la OMS desaconseja esta política, porque no impide la propagación del virus.