Jueves 13.08.2020 - 20:10

Nuevas revelaciones

Pacientes de COVID-19 muestran inmunidad por células T: estudio

El Instituto Karolinska y el Hospital Universitario Karolinska realizó análisis inmunológicos a muestras de más de 200 personas

Alemania-pandemia-COVID-19
Aplican prueba de detección de COVID-19 a una mujer en Alemania, el 25 de junio de 2020.Foto: AP
Por:

Un nuevo estudio del Instituto Karolinska y del Hospital Universitario Karolinska muestra que muchas personas con COVID-19 leve o asintomático demuestran la llamada inmunidad mediada por células T al nuevo coronavirus, incluso si no han dado positivo en la prueba de anticuerpos.

Según los investigadores, esto significa que la inmunidad pública es probablemente más alta de lo que sugieren las pruebas de anticuerpos. El artículo está disponible gratuitamente en el servidor bioRxiv y se ha enviado para su publicación en una revista científica.

Mujeres con cubrebocas, en Cayambe, Ecuador, e 17 de junio de 2020.Foto: AP.

"Las células T de memoria específicas del SARS-CoV-2 probablemente serán críticas para la protección inmune a largo plazo contra COVID-19. Mapeamos sistemáticamente el paisaje funcional y fenotípico de las respuestas de células T específicas de SARS-CoV-2 en una gran cohorte de individuos no expuestos, así como miembros de la familia expuestos e individuos con COVID-19 agudo o convaleciente", señala el estudio.

"Las células T son un tipo de glóbulos blancos que se especializan en reconocer las células infectadas por virus y son una parte esencial del sistema inmunitario", dice Marcus Buggert, profesor asistente del Centro de Medicina Infecciosa, Instituto Karolinska, y uno de los principales autores del estudio.

“Los análisis avanzados ahora nos han permitido mapear en detalle la respuesta de las células T durante y después de una infección por COVID-19. Nuestros resultados indican que aproximadamente el doble de personas han desarrollado inmunidad de células T en comparación con aquellas en las que podemos detectar anticuerpos".

En el estudio, los investigadores realizaron análisis inmunológicos de muestras de más de 200 personas, muchas de las cuales tenían síntomas leves o ningún síntoma de COVID-19. El estudio incluyó pacientes hospitalizados en el Hospital Universitario Karolinska y otros pacientes y sus familiares asintomáticos expuestos que regresaron a Estocolmo después de sus vacaciones en los Alpes en marzo. También se incluyeron donantes de sangre sanos que donaron sangre durante 2019 y 2020.

Inmunidad de células T en individuos asintomáticos

La consultora Soo Aleman y sus colegas de la clínica de infección del Hospital Universitario Karolinska han monitoreado y evaluado a pacientes y sus familias desde el período de la enfermedad.

"Una observación interesante fue que no solo las personas con COVID-19 verificado mostraron inmunidad a las células T, sino también a muchos de sus familiares asintomáticos expuestos", dice Soo Aleman. "Además, aproximadamente el 30 por ciento de los donantes de sangre que habían donado sangre en mayo de 2020 tenían células T específicas de COVID-19, una cifra que es mucho más alta que las pruebas de anticuerpos anteriores".

La respuesta de las células T fue consistente con las mediciones tomadas después de la vacunación con vacunas aprobadas para otros virus. Los pacientes con COVID-19 grave a menudo desarrollaron una fuerte respuesta de células T y una respuesta de anticuerpos; en aquellos con síntomas más leves no siempre fue posible detectar una respuesta de anticuerpos, pero a pesar de esto, muchos todavía mostraron una respuesta marcada de células T.