Por incumplir normas para extranjeros

Perú le cierra las puertas a Evo Morales; le prohíbe la entrada por temas de seguridad

El Gobierno de Perú informó por medio de un comunicado que se prohibió la entrada de Evo Morales y ocho ciudadanos; señalado por "actividades de índole política proselista"

Evo Morales tiene prohibido ingresar a Perú.
Evo Morales tiene prohibido ingresar a Perú.Foto: AP
Por:
  • Stephanie Reyes

Perú prohibió al expresidente de Bolivia Evo Morales el ingreso a su territorio por temas de seguridad nacional, luego de denunciar injerencia en la crisis política de la región, lo que provocó el rechazo inmediato del implicado mientras siguen las protestas en la región andina.

Ante quejas de legisladores contra el líder de izquierda y hasta una denuncia de la oposición por traición a la patria, el gobierno de Dina Boluarte confirmó el veto, a más de un mes de la destitución y detención del exlíder Pedro Castillo.

A través de un comunicado, el Ministerio del Interior aseveró que la medida responde a que éste actúa contrario a los ordenamientos jurídicos lo que impacta en la seguridad nacional y el orden interno de Perú, mientras la región intenta recuperar la unidad luego de las peores movilizaciones y enfrentamientos que ayer se intensificaron en Juliaca con un saldo letal en sólo 24 horas de 17, de acuerdo con la Defensoría del Pueblo.

Pero la restricción no es sólo contra él sino contra ocho ciudadanos de Bolivia, quienes presuntamente ingresaron al país con otras intenciones. Las autoridades identificaron que desde hace meses estos operadores realizaron “actividades de índole política proselitista, lo que constituye una clara afectación a nuestra legislación migratoria, a la seguridad nacional y al orden interno de Perú”.

Según el comunicado, las acciones iban dirigidas contra la gestión de Boluarte por la defensa que Bolivia y otros países de América Latina mantienen sobre Castillo Terrones, pese a las acusaciones en su contra como rebelión y conspiración por el fallido golpe de Estado del pasado 7 de diciembre.

Tras la confirmación del impedimento, Morales arremetió contra Dina al asegurar que se trata de una represalia por respaldar a Castillo Terrones y por promover la Asamblea Constituyente como lo hiciera el mismo exmandatario.

“Lamento mucho cómo la hermana @DinaErcilia que antes defendía nuestro proceso de integración con dignidad, solidaridad y hermandad ahora nos ataca”, externó a través de su cuenta de Twitter al recordar que cuando ella se desempeñaba como vicepresidenta lo respaldó en su lucha por una región unida y por un trabajo en conjunto contra la pobreza y la opresión; incluso compartió un tuit del 2019 y hasta un video en el que ella reconoce que no le molestan las expresiones del boliviano.

Con lo que el izquierdista evidenció un cambio de visión de Dina sólo porque asumió como la sucesora de Pedro Castillo, cargo en el que sólo permanecerá un año y medio, pues según la propuesta del Congreso andino las próximas elecciones se realizarán hasta abril del 2024 para que el nuevo mando asuma a mediados de ese mismo año.

Agregó que el veto contra él y sus connacionales es la muestra máxima de que Lima intenta “distraer y esquivar la responsabilidad sobre las graves violaciones de derechos humanos” en la región desde el mes pasado, pues mientras siguen las indagatorias por la implicación de autoridades en la muerte de disidentes, horas después de informaron más decesos, lo que pone la mira de nuevo sobre las fuerzas armadas por el uso excesivo de la fuerza.

Morales hasta criticó la estrategia de política exterior de Perú al recalcar que ni las prohibiciones ni las expulsiones resuelven su crisis, al recordar que hace unas semanas esa Cancillería declaró persona non grata al embajador de México Pablo Monroy, quien antes de dejar la sede diplomática ayudó a la esposa y a los hijos de Castillo Terrones a salir del país. Lo que evidencia el endurecimiento de acciones contra aliados como México y Bolivia, que reiteraron su apoyo a Castillo.

FBPT