Peruanos dan golpe al fujimorismo en urnas

Peruanos dan golpe al fujimorismo en urnas
Por:

El partido Fuerza Popular, de Keiko Fujimori, hija del exdictador peruano Alberto Fujimori, quedó relegado entre las minorías políticas, ayer, en los comicios extraordinarios convocados por el presidente Martín Vizcarra, quien disolvió el Congreso, que no quería aprobar sus reformas anticorrupción.

En un ambiente de calma, millones acudieron a las urnas, alentados por la esperanza que les dio el presidente de acabar con la corrupción, cuando al menos cuatro exmandatarios resultaron salpicados de la trama fraudulenta de la constructora brasileña Odebrecht, de quien presuntamente recibieron sobornos.

“El fujimorismo sería el gran perdedor en estas elecciones”, declaró, para la agencia AFP, el analista Luis Benavente, director de la consultora Vox Populi, para quien “Vizcarra gana porque podría entrar (al Congreso) una representación más cercana a él”.

Al cierre de edición y de acuerdo con una encuesta a boca de urna, el partido Fuerza Popular obtendría 7.4 por ciento de votos, una derrota aplastante para Fujimori, quien enfrenta a la justicia.

En 2016, el fujimorismo ganó 73 bancas de 130, pero ahora conseguiría 20, según los sondeos. De ser así, pasaría a ser un partido minoritario más dentro de un Congreso fragmentado, dominado por grupos de centro, proclives a negociar con Vizcarra, quien carece de partido.

Acción Popular, Alianza para el Progreso y Partido Morado lideran, de acuerdo con los resultados del flash electoral de América Televisión-Ipsos Perú, la votación para el Parlamento.

En este sentido, el derechista Acción Popular obtuvo 11.8 por ciento.

Alianza para el Progreso se ubica en el segundo lugar, con 8.8 por ciento, mientras que el Partido Morado, en el tercero, con 8.1 por ciento.

Si estos resultados se confirman en las próximas horas, por la Oficina Nacional de Procesos Electorales, el nuevo Parlamento estará integrado por 10 bancadas.

Vizcarra, el popular mandatario de centro-derecha, abogó por “una relación (entre Ejecutivo y Legislativo) responsable, madura, de búsqueda de consensos en beneficio del Perú”, tras votar en su natal Moquegua (sur).

El dato. Más de 25 millones de peruanos estaban registrados para votar en estos comicios.

Fuerza gravitante desde 1990, el fujimorismo tomó el control absoluto del Congreso en 2016, pero ha sufrido varios reveses, al intentar doblegar a Vizcarra, sumados a los problemas judiciales de su líder, Keiko Fujimori.

Las elecciones transcurrieron “tranquilas, ordenadas y sin complicaciones”, según el eurodiputado español de origen venezolano Leopoldo López Gil, jefe de la misión de observación electoral de la Unión Europea.

La Organización de Estados Americanos (OEA) también envió observadores a la votación, antesala de las elecciones generales de abril de 2021, en las que ni Vizcarra ni los parlamentarios que resulten electos ayer podrán reelegirse.

El cierre del Congreso, decretado el 30 de septiembre pasado, con el que se buscó poner fin a una crisis política ante un recurrente choque de poderes, no causó protestas, como las vividas en naciones vecinas, pues recibió el respaldo de 90 por ciento de los peruanos.

El partido fujimorista perdió popularidad, después de que Keiko acariciara la presidencia de Perú en 2011 y 2016. A pesar de que perdería decenas de bancas legislativas, analistas descartan que desaparezca del mapa electoral.

Te puede interesar:

https://www.razon.com.mx/mundo/aumenta-a-80-el-numero-de-muertes-por-coronavirus-en-china/