"No hay razón para no utilizarla", dijo

Pese a supuestos casos de trombosis, OMS recomienda uso de vacuna de AstraZeneca

La OMS recomendó a los países no dejar de aplicar la vacuna contra COVID-19 de AstraZeneca, pese a supuestos casos de trombosis reportados en Dinamarca

5
La OMS indicó que la dosis desarrollada por AstraZeneca es excelenteFoto: Especial.
Por:
  • La Razón Online

Un comité de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó a los países no dejar de aplicar la vacuna contra COVID-19 de AstraZeneca, pese a supuestos casos de trombosis reportados en Dinamarca.

La vocera de la agrupación, Margaret Harris, señaló que este anuncio de la OMS se dio a conocer porque no hay indicios de que los reportes resulten verdaderos.

Margaret Harris indicó que la dosis desarrollada por AstraZeneca es excelente y debe seguir empleándose en el combate contra el COVID-19.

"Sí, deberíamos continuar utilizando la vacuna de AstraZeneca", "no hay razón para no utilizarla", declaró.

Reportan casos de trombosis en Dinamarca

Este jueves, Dinamarca decidió suspender el uso de un lote de la vacuna de AstraZeneca debido a problemas de seguridad.

El ministro de Salud de ese país, Magnus Heunicke, dijo que es una medida de precaución, siguiendo "señales de un posible efecto secundario grave en forma de coágulos de sangre mortales".

AstraZeneca no encontró evidencias

AstraZeneca indicó el jueves que no encontró evidencias de un mayor riesgo de trombosis venosa profunda en más de 10 millones de registros de receptores.

Asimismo, el regulador de la UE, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), señaló el miércoles que el número de coágulos reportados en personas que habían recibido la vacuna AstraZeneca no era mayor que en la población general.

Más países suspenden la aplicación de la vacuna

Bulgaria afirmó que suspenderá el uso de la vacuna hasta que vea una guía escrita de la EMA, pero el ministro de Salud alemán, Jens Spahn, dijo a los reporteros que su país estaba siguiendo los protocolos de la EMA.

Tailandia también se sumó a un puñado de países europeos y suspendió la administración de la primera y más barata inyección lanzada a gran escala en todo el mundo.