Policía se enfrenta a tiros con atacantes

Magnicidio en Haití; asesinan al presidente

Jovenel Moïse fue atacado en su residencia y su esposa, herida; primer ministro pide solidaridad mundial y no alterar elección de septiembre

MÉXICO
Reportan la captura de los asesinos del presidente de Haití.Foto: Especial.
Por:
  • La Razón Online

Un grupo armado asesinó al presidente de Haití, Jovenel Moïse, y 15 horas después al menos cuatro de los presuntos homicidas fueron abatidos y dos más, detenidos, reveló el jefe de la Policía, Leon Charles.

Mientras las calles lucían vacías por el Estado de sitio, decretado por el primer ministro, Claude Joseph, tras el “acto de barbarie” en medio de una crisis de violencia, autoridades reportaron un enfrentamiento a tiros con los sospechosos en Pélerin, cerca de la residencia de Moïse, luego de que éstos, quienes fueron altamente entrenados y portaban fusiles, tomaran como rehenes a varios oficiales.

Inicialmente, el ministro de Estado de Comunicación, Frantz Exantus, alertó de la captura de unos de ellos y minutos más tarde se confirmó la baja de cuatro, sin que hasta el momento se sepa cuántos y quiénes fueron los que participaron en el magnicidio, pero que se sospecha son extranjeros, pues hablaban inglés y español, evidencia de ello es un audio en el que se oye gritar a los homicidas “Operativo de la DEA, retrocedan”, al irrumpir en la zona. 

Al respecto, el embajador de Haití en EU, Bocchit Edmond, detalló que es claro que no hubo participación del país en el que reside y que unos “mercenarios profesionales” fingieron ser agentes; ante lo que el Gobierno de Joe Biden descartó un nexo y hasta ofreció asistencia para esclarecer el crimen; mientras que el único país que colinda con Haití, República Dominicana, cerró la frontera por orden del mandatario, Luis Abidaner, para evitar un alza de cruces en los límites que se extienden por 380 kilómetros y por el peligro de que los culpables se adentraran en su territorio.

En la antesala de la elección y las profundas crisis económicas, de seguridad y sanitaria, el mundo fue sorprendido por el crimen de Moïse, en el que su esposa, Martine, resultó gravemente herida y al menos uno de sus hijos fue testigo del hecho, según medios locales. Debido al riesgo de permanecer en Haití, el diplomático Edmond solicitó apoyo para el traslado de la primera dama a Miami, en donde fue ingresada al Hospital Baptist.

Con fusiles y armas de alto calibre asaltan la casa de Moïse supuestos extranjeros, ayer.Foto: Especial

De manera inmediata, líderes y organizaciones mundiales expresaron repudio por el vil asesinato y ofrecieron ayuda.

Human Rights Watch (HRW) y la Unión Europea (UE) advirtieron que si no se toman acciones ante la violencia, marcada por disputas entre pandillas, que declararon la guerra a Moïse, la situación podría escalar; mientras que Amnistía Internacional (AI) demandó una investigación para evitar una mayor crisis.

Y decenas de mandatarios como Andrés Manuel López Obrador (México), Joe Biden (Estados Unidos), Alberto Fernández (Argentina), Pedro Sánchez (España) y muchos más externaron sus condolencias al pueblo ante la cobarde agresión.

Policías vigilan la residencia presidencial mientras realizan las primeras indagatorias.Foto: AP

PIDEN NO ALTERAR ELECCIÓN

A sólo dos meses de los comicios, en Haití y EU insistieron en mantener el proceso para no profundizar la severa crisis.

Joseph adelantó a la agencia AP que además de esclarecer el crimen otro objetivo es garantizar las elecciones para elegir al sucesor de Moïse y se comprometió a trabajar con aliados y oposición para evitar un retroceso, ante lo que desde EU, luego de dialogar con el secretario de Estado, Antony Blinken, se respaldó esta postura al considerar que el proceso del próximo 26 de septiembre “facilitará la transferencia de poder”.

Al respecto, la profesora en geopolítica Stephanie Henaro advirtió que Haití no debe permitirse cambiar fechas “no se debe retrasar, el pueblo necesita sentir a alguien legítimo que represente sus intereses”, al señalar que Moïse era una figura polémica, al ser acusado de corrupción y exigirle renunciar.

Y sostuvo a La Razón que la legitimidad y la democracia son asuntos que convierten el país en un “terremoto”, pues con la muerte de Moïse no hay quién esté al mando de manera legal, pues se rompió el orden jerárquico y el Estado de derecho, porque según sus leyes quien debía asumir el cargo era el líder de la Corte, pero falleció por Covid, y el Congreso está en receso para avalar al primer ministro.

Henaro agregó que para resguardar el Estado de derecho se requiere del respaldo mundial y evitar que la nación se suma en tensiones electorales como Perú, sin un ganador oficial a un mes de votar, o Nicaragua, con un régimen que silencia a la oposición.

Incluso, dijo que la nación requiere de asesoría mundial en logística y acercamientos con autoridades electorales.

  • El dato: Autoridades decretaron dos semanas de duelo nacional por el magnicidio de Moïse, en espera de la recuperación de la primera dama, quien recibió un impacto de bala.