Prohibirán su venta en cajas del súper

Reino Unido va contra comida chatarra; es una medida ante segunda ola de COVID-19

El gobierno británico inició formalmente una campaña para ayudar a perder peso; prohibirán anuncios de comida después de las 9 de la noche

Snacks, comida chatarra
Se advirtió que si todas las personas con sobrepeso perdieran cinco libras (2.2 kilogramos), podría ahorrarle al NHS más de 100 millones de libras (dos mil 827 millones de pesos) en los próximos cinco años.Foto: REUTERS.
Por:

El gobierno británico inició formalmente una campaña para ayudar a perder peso que incluyen prohibir los anuncios en televisión y en línea de comida chatarra antes de las 9:00 de la noche; también lanzará una consulta sobre si eso debería extenderse a una prohibición general de los anuncios de dulces y comida rápida en línea.

Otras medidas incluyen la prohibición de la venta de chocolates, papas fritas y dulces en las cajas de las tiendas y supermercados, y mostrar calorías en los menús de restaurantes y pubs, incluidas las bebidas alcohólicas, que se estima que representan casi 10 por ciento de la ingesta de calorías de los bebedores habituales.

Boris Johnson llama a perder peso

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, utilizó su propia lucha contra el sobrepeso para instar a los británicos a ponerse en forma y abordar la obesidad generalizada que podría aumentar los riesgos de coronavirus.

Siempre he querido perder peso por siglos y años y, como muchas personas que luchan con mi peso, subo y bajo. Pero desde que me recuperé del coronavirus, he estado mejorando constantemente mi estado físico

Boris Johnson, Primer Ministro Británico

“Si todos ponemos nuestro granito de arena, podemos reducir nuestros riesgos para la salud y protegernos contra el coronavirus, además de quitarle presión al Servicio Nacional de Salud (NHS)”, aseguró.

Johnson, de 56 años, quien perdió seis kilos desde que estuvo enfermo de COVID-19, aseguró recientemente que los británicos son quienes mayor obesidad sufren en Europa, por lo que su tiene el objetivo de abordar la “bomba de tiempo”.

"Cuando ingresé a cuidados intensivos, cuando estaba realmente enfermo, tenía mucho sobrepeso... y, ya sabes, estaba demasiado gordo", agregó y señaló que su nuevo régimen incluye trotar por las mañanas con su perro.

"Lo mejor de salir a correr al comienzo del día es que nada podría ser peor para el resto del día", aseguró.

Johnson dijo que espera que la campaña no fuera “mandona” o en tono de “niñera”, sino que esperaba dar un leve empujón para que los ciudadanos se pongan en forma.

Por separado, el secretario de Salud, Matt Hancock, enfatizó ayer en un artículo publicado en el Daily Telegraph el vínculo entre el impulso para reducir los niveles de obesidad y la tensión en los servicios de salud si hay una segunda ola de coronavirus este invierno.

"Si todas las personas con sobrepeso perdieran cinco libras (2.2 kilogramos), podría ahorrarle al NHS más de 100 millones de libras (dos mil 827 millones de pesos) en los próximos cinco años. Tomar medidas serias contra la obesidad será una de nuestras mayores prioridades en los próximos meses", escribió.

KA