Miércoles 23.09.2020 - 21:21

Usó a WikiLeaks, que sabía intenciones de Rusia

Revelan papel clave de Putin en hackeo de 2016 a demócratas

Informe bipartidista detalla que la cercanía de la campaña de Trump con agentes extranjeros amenazó la contrainteligencia; republicanos matizan y aseguran que el ahora presidente nunca tuvo contacto con ellos, sólo su equipo

Putin, un devoto de la geopolítica con ansias de expansión
El presidente de Rusia, Vladimir PutinFoto: Especial 
Por:

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dirigió personalmente los esfuerzos rusos para el hackeo de redes y cuentas afiliadas al Partido Demócrata, que derivaron en la filtración de información perjudicial para la candidata presidencial en 2016, Hillary Clinton, en coordinación con colaboradores del ahora presidente Donald Trump y del sitio web WikiLeaks, concluyó una investigación del Senado de Estados Unidos.

“El presidente Vladimir Putin ordenó el esfuerzo ruso de piratear redes informáticas y cuentas afiliadas al Partido Demócrata y filtrar información que dañara a Hillary Clinton y su campaña para la presidencia”, escribió el panel bipartidista, en el informe.

La investigación de tres años del comité encontró numerosos contactos entre asociados de Trump y rusos o personas con vínculos con el Kremlin, así como esfuerzos de Trump para aprovechar las filtraciones políticamente, pero el comité “no encontró evidencia de colusión entre el presidente Trump y los rusos”.

De acuerdo con el documento, Rusia usó al operador político republicano Paul Manafort, cercano a Trump, quien habría colaborado con el presunto agente de inteligencia, Konstantin Kilimnik, antes y después de las elecciones.

Gráfico

“Manafort contrató y trabajó cada vez más de cerca con un ciudadano ruso, Konstantin Kilimnik. Kilimnik es un oficial de inteligencia ruso (...) Manafort trabajó con Kilimnik a partir de 2016 en narrativas que buscaban socavar la evidencia de que Rusia interfirió en las elecciones estadounidenses”, señala.

El comité determinó que el papel de Manafort y su proximidad con Trump creaban oportunidades para la inteligencia rusa, diciendo que su “acceso de alto nivel y su disposición a compartir información con personas estrechamente afiliadas a los servicios de inteligencia rusos (...) representaba una grave amenaza para la contrainteligencia”.

El presidente Vladimir Putin ordenó el esfuerzo ruso de piratear redes informáticas y cuentas afiliadas al Partido Demócrata y filtrar información que dañara a Hillary Clinton

Comité de inteligencia a través del Informe de la interferencia rusa

Manafort fue sentenciado a un total de siete años y medio de prisión en 2019, después de declararse culpable de cargos de conspiración y ser declarado culpable de cargos relacionados con sus esfuerzos de cabildeo en el extranjero que fueron descubiertos en la investigación llevada por el exfiscal Robert Mueller.

El informe también sugiere que WikiLeaks probablemente sabía que estaba ayudando a la inteligencia rusa.

El panel también concluyó que el manejo del FBI de las amenazas rusas a las elecciones de 2016 fue “defectuoso” y que la oficina dio “credibilidad injustificada” a un expediente compilado por el exespía británico Christopher Steele.

Este podría ser el relato público más concluyente acerca de la controversia de las elecciones de 2016 pues para su realización se entrevistó a más de 200 testigos y fueron revisados más de un millón de páginas de distintos documentos.

Gráfico

La supuesta interferencia de Rusia en las elecciones, que Moscú niega, desencadenó una investigación estadounidense de dos años de duración encabezada por el consejero especial Robert Mueller, quien no encontró ninguna prueba concluyente de la coordinación entre Rusia y la campaña de Trump en un informe publicado el año pasado, pero señaló 10 casos en los que Trump pudo haber intentado impedir la investigación, aunque no dijo si esto era obstrucción de la justicia.

Del documento, demócratas y republicanos terminaron con diferentes interpretaciones, pues mientras los primeros consideraron que revela “un nivel impresionante de contactos entre funcionarios de Trump y agentes del gobierno ruso”, los segundos dicen que no se encontró “absolutamente ninguna evidencia de que el entonces candidato Donald Trump o su campaña se confabularan con el gobierno ruso”.

“LA DE NOVIEMBRE SERÁ UNA ELECCIÓN AMAÑADA”

 Ante periodistas en la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, redobló sus ataques contra la votación por correo, pues dijo que “terminará siendo una elección amañada”.

“No se pueden enviar millones y millones de boletas, enviadas a personas muertas, enviadas a perros, gatos, enviadas a todas partes (...) Tendrán que hacerlo de nuevo, y nadie quiere eso”, agregó.

Por su parte, el director del Servicio Postal, Louis DeJoy, informó que dará marcha atrás a los cambios que se habían iniciado en el sistema luego de que en junio llegara al cargo, como las reducciones de servicio, se volverían a autorizar las horas extra y se frenaría el retiro de máquinas clasificadoras de correo.

La declaración de DeJoy, un republicano donante a la campaña del presidente, surgió cuando más de 20 estados ya perfilaban iniciar acciones legales para detener los cambios en el servicio que dirige y el Senado, de mayoría republicana, informó que lo citaría a explicar las modificaciones, al igual que la Cámara baja.

  • El dato: El conocido como Ucraniagate llevó al presidente Trump a un juicio de destitución iniciado en la Cámara de Representantes.