Nicaragua

Tribunal inhabilita al principal partido opositor

El tribunal aceptó una petición del también opositor y colaboracionista Partido Liberal Constitucionalista para que le fuera suspendida su licencia legal

3
Tribunal inhabilita al principal partido opositorFoto: Especial.
Por:
  • La Razón Online

El Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua sacó del juego político al opositor partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), que encabezaba una alianza opositora contra la reelección del presidente Daniel Ortega en los comicios del 7 de noviembre, tras retirarle ayer su personalidad jurídica por supuestas “violaciones” a las leyes vigentes.

En una resolución firmada por los magistrados del CSE, en su mayoría afines al gobernante Frente Sandinista, el tribunal aceptó una petición del también opositor y colaboracionista Partido Liberal Constitucionalista (PLC) para que le fuera suspendida su licencia legal.

Según María Haydeé Osuna, representante del PLC, el CxL cometió “constantes violaciones a la Ley Electoral” debido a que “incumplió obligaciones” y a que su presidenta, Kitty Monterrey, tiene doble nacionalidad (estadounidense-nicaragüense). Ante esta supuesta irregularidad, pidió “declarar nulo todo lo actuado por el partido CxL”. El tribunal electoral, en manos del oficialismo, también canceló la cedula de identidad de la presidenta de CxL.

Según el CSE, que ya inhabilitó a tres partidos políticos opositores, la presidenta de la agrupación “utilizó procedimientos irregulares (y) ha venido teniendo comportamientos fuera de las condiciones y regulaciones técnicas legales para esta clase de organizaciones políticas”.

Poco después del anuncio del tribunal, el candidato a la presidencia del PLC, el empresario Milton Arcia, anunció que estudiaba renunciar a su postulación en protesta por la actuación de su partido, fundado por el expresidente Arnoldo Alemán: ”estoy asustado de lo que está pasando... A mí me gusta la democracia y quería que compitiéramos todos”.

Con la salida de la alianza CxL de las elecciones, Ortega se dispone a conquistar cómodamente su tercera reelección sucesiva frente a cinco partidos que son tildados de “colaboracionistas” por la oposición.