Trump afirma control entre republicanos

Advierten analistas que amago de tercer partido es un chantaje y no soltaría el poder; revelan que 46% de votantes lo apoya si se separa.

donaldtrump
El magnate, en una imagen de archivo.Foto: Reuters
Por:

Analistas aseguran que la encuesta que revela que 46 por ciento de republicanos apoyaría a Donald Trump, si decide crear un nuevo partido, reafirma su poder y la huella que mantiene sobre los republicanos a más de un mes de dejar la Casa Blanca, pues sigue siendo un candidato fuerte.

Montserrat Salomón, Valeria López y Lila Abed advirtieron a La Razón en que se trata de una amenaza o negociación del magnate para demostrar que lo necesitan y también a sus bases para las elecciones intermedias de 2022, pero que no está dispuesto a separarse del partido.

Incluso adelantan que es más viable que republicanos conservadores impulsen otro partido, pues no están dispuestos a que éste siga secuestrado.

Salomón Ferrer indicó que es otro chantaje con el que da un manotazo y dice “o me dan juego o parto el partido y adiós elecciones”, lo que haría que senadores, diputados y gobernadores lo apoyen por temor a la reacción de las bases trumpistas, en especial en estados en lo que tiene mayor injerencia como aquellos con mayor industria minera y producción petrolera.

Agregó que quienes lo siguen apoyando en el partido son en su mayoría votantes de mayor edad, raza blanca y que tienen un cambio demográfico en el país.

Abed respaldó este panorama al asegurar que ante el temor de ser blanco de Trump o que les quiten el respaldo hay sectores que no se distanciarían del magnate, quien además de darles el apoyo de sus bases los financiaría —pues cuenta con un fondo de 50 millones de dólares—para la reelección en 2022, donde mostrarán su fuerza política, lo que fortalece su candidatura rumbo a 2024. Y reiteró que en esta división también están quienes comulgan con Trump y quienes están dispuestos a caer en lo incorrecto para estar contra los demócratas.

Dijo que con el segundo impeachment, cuando lo absolvieron, se mostró que el partido favorece la figura de Trump, pues los votos que les aporta serán necesarios para 2022 cuando estarán en disputa la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado, pero esto los obliga a alinearse con su ideología, luego de cuatro años de racismo y polarización.

Incluso, apuntó que al ejercer un mayor control en el partido moverá a sus fichas, generará una parálisis legislativa y debilitará la cooperación bipartidista para dificultarle el camino al presidente Joe Biden. Y recordó que ocho de cada 10 republicanos aprueban su gestión, pese a que algunos señalan que es responsable de la polarización en el país.

En tanto, Valeria López aseveró que con cada acción Trump lleva al límite la democracia y que el impacto será mayor para el país que para el partido.

“No estoy segura que esté dispuesto a abandonar al partido; los tiene bastante sometidos”, insistió, pero reconoció que sigue siendo mortífero para los republicanos y sólo falta ver hasta dónde le permiten actuar los proceso electorales.

Pese al gran apoyo electoral que mantiene Trump, López Vela comentó que aún no libra las consecuencias legales, pues los demócratas están dispuestos a hacer lo imposible para que no quede impune, por ello crearon un comité independiente que indague el asalto al Capitolio como un acto antipatriótico con lo que podrían expulsar a Trump de la arena política.

Asimismo, admitieron que la creación de un nuevo partido podría favorecer a los demócratas, pues difícilmente un partido nuevo podría romper el bipartidismo; sin embargo, no se descarta un riesgo por la polarización que hay en el país con el comienzo, como lo adelantó el mismo Trump, de un movimiento más agresivo y más populista.

.Gráfico: La Razón de México