Evita un inminente cierre del gobierno

Tras presión, Trump firma plan de apoyo por Covid

Avala 900 mil mdd para beneficiar a desempleados y empresas; la decisión, luego del reclamo de legisladores demócratas y republicanos

trump
Donald Trump, presidente de Estados Unidos.AP
Por:
  • La Razón Online /Associated Press

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este domingo un paquete de ayuda para la pandemia de 900 mil millones de dólares, poniendo fin a días de drama por su negativa a aceptar el acuerdo bipartidista que entregará las ayudas económicas esperadas por mucho tiempo a empresas e individuos y evitará un cierre del gobierno.

El proyecto de ley incluye 1.4 billones de dólares para financiar agencias gubernamentales hasta septiembre y contiene otras prioridades del final de la sesión, como fondos para el sistema de transporte público y un aumento en los apoyos de cupones para alimentos.

Trump anunció la firma en un comunicado este domingo por la noche, en el que manifestó su frustración por que los cheques del paquete COVID de ayudas sean de 600 dólares para la mayoría de los estadounidenses, en lugar de 2 mil dólares, proyecto rechazado por sus compañeros republicanos. También se quejó de lo que consideraba un gasto innecesario del gobierno en general. Pero las objeciones de última hora de Trump crearon confusión porque los legisladores habían pensado que apoyaba el proyecto de ley, que había sido negociado durante meses con aportes de la Casa Blanca.

"Firmaré el paquete Omnibus y Covid con un mensaje contundente que deja en claro al Congreso que los artículos innecesarios deben eliminarse", dijo Trump en el comunicado.

Si bien el presidente insistió en que enviaría al Congreso "una versión marcada en rojo" con elementos que se eliminarán en el proceso de rescisión, esas son meras sugerencias al Congreso. El proyecto de ley, tal como se firmó, no se modificaría necesariamente.

Los legisladores ahora tienen un respiro para seguir debatiendo si los cheques de ayuda deberían ser tan cuantiosos como ha exigido el presidente. La Cámara liderada por los demócratas apoya los cheques más grandes y está programada para votar sobre el tema el lunes, pero se espera que sea ignorada por el Senado controlado por los republicanos donde el gasto enfrenta oposición.

Los republicanos y demócratas acogieron rápidamente la decisión de Trump de convertir el proyecto en ley.

“El proyecto de ley no es perfecto, pero hará mucho bien a los habitantes de Kentucky y los estadounidenses que luchan en todo el país y que necesitan ayuda ahora”, dijo el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell. "Agradezco al presidente por convertir esta ayuda en ley".

Los demócratas prometen mayores ayudas una vez que el presidente electo Joe Biden asuma el cargo, pero los republicanos están señalando un enfoque de esperar y ver.

Ante las crecientes dificultades económicas, la propagación de enfermedades y un cierre de gobierno inminente, los legisladores instaron el domingo a Trump a firmar la legislación de inmediato y luego hacer que el Congreso haga un seguimiento con ayuda adicional. Además de los beneficios por desempleo y los pagos de ayuda a las familias, hay en juego dinero para la distribución de vacunas, negocios, sistemas de transporte público que carecen de efectivo y más. Las protecciones contra los desalojos también estaban en juego.

"Lo que el presidente está haciendo en este momento es increíblemente cruel", dijo el senador Bernie Sanders. “Mucha gente está sufriendo (...) Es realmente una locura y este presidente finalmente tiene que (...) hacer lo correcto por el pueblo estadounidense y dejar de preocuparse por su ego".

El senador republicano Pat Toomey dijo que entendía que Trump "quiere ser recordado por defender grandes cheques, pero el peligro es que lo recordarán por el caos, la miseria y el comportamiento errático si permite que esto expire".

Toomey agregó: "Así que creo que lo mejor que se puede hacer, como dije, es firmar esto y luego defender la legislación posterior".

El mismo punto fue repetido por el gobernador de Maryland, Larry Hogan, un republicano que criticó la respuesta pandémica de Trump y sus esfuerzos por deshacer los resultados de las elecciones. "Simplemente dejé de adivinar qué podría hacer a continuación", dijo.

El representante republicano Adam Kinzinger de Illinois dijo que hay demasiado en juego para que Trump "juegue este viejo juego de cambio".

"No entiendo el punto", dijo. “No entiendo qué está haciendo, por qué, a menos que sea sólo para crear caos y mostrar poder y estar molesto porque perdió las elecciones”.