Ofensiva se mantiene en el mar Negro

Ucrania denuncia nuevos ataques aéreos de Rusia

Moscú ataca con misiles edificios privados e infraestructura portuaria en Odesa y Mykolaiv; agresión continúa pese a acuerdos para reanudar envío de granos; el Kremlin reitera que está listo para conversaciones de paz

Cuerpos de bomberos trabajan en un área residencial destruida por un ataque con misiles rusos, en Zatoka, perteneciente a la región de Odesa.
Cuerpos de bomberos trabajan en un área residencial destruida por un ataque con misiles rusos, en Zatoka, perteneciente a la región de Odesa.Foto: Reuters
Por:
  • La Razón Online

Rusia atacó las regiones de Odesa y Mykolaiv, en el sur de Ucrania, en el Mar Negro, con ataques aéreos el martes, golpeando edificios privados e infraestructura portuaria con misiles disparados desde aviones bombarderos de largo alcance, dijo el ejército ucraniano.

En la región de Odesa, los edificios en las aldeas costeras fueron atacados e incendiados, dijo el Comando Operativo Sur de Ucrania en Facebook. En la región de Mykolaiv, la infraestructura portuaria fue atacada a pesar de los acuerdos destinados a permitir que se reanuden los envíos de granos desde los puertos del Mar Negro de Ucrania.

Tras los ataques, el funcionario de la región designado por Moscú, Kirill Stremousov, mencionó que las regiones de Odesa y Mykolaiv pronto serían liberadas por las fuerzas rusas, al igual que la zona de Kherson, ya ocupada más al este.

“La región y la ciudad de Kherson han sido liberadas para siempre”, informó a la agencia de noticias estatal rusa RIA Novosti.

Nunca nos negamos a tener conversaciones,
porque todos saben que cualquier hostilidad termina
en la mesa de negociaciones...

Sergei Lavrov, Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia

Mientras tanto, en el frente diplomático el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, reiteró su insistencia en que su país estaba listo para mantener conversaciones con Ucrania sobre el fin de la guerra, aunque nuevamente afirmó que los aliados occidentales de Kiev se oponen al acuerdo.

“Nunca nos negamos a tener conversaciones, porque todos saben que cualquier hostilidad termina en la mesa de negociaciones”, dijo Lavrov el martes durante un viaje a Uganda y agregó que las negociaciones no han ido más allá desde la reunión entre las dos partes en Estambul a finales de marzo.

Aunque los funcionarios ucranianos hablaron de una posible contraofensiva en el sur, el Ministerio de Defensa británico informó el martes que no había indicios de que un buque de guerra ucraniano y una reserva de misiles antibuque estuvieran en el puerto de Odesa, como afirmó el Kremlin cuando atacó el sitio durante el fin de semana.

El ministerio británico informó que Rusia ve el uso de misiles antibuque por parte de Ucrania como una “amenaza clave” que limita su flota del mar Negro.

No queda ni un solo lugar seguro. Todo está siendo bombardeado. Pero todavía hay rutas de evacuación para la población civil...

Pavlo Kyrylenko, Gobernador regional de Donetsk

“Esto ha socavado significativamente el plan general de invasión, ya que Rusia no puede intentar de manera realista un asalto anfibio para apoderarse de Odesa. Moscú continuará dando prioridad a los esfuerzos para degradar y destruir la capacidad antibuque de Ucrania”.

Asimismo, añadió que es muy probable que los procesos de selección de objetivos de Rusia se vean socavados rutinariamente por inteligencia obsoleta, mala planificación y “un enfoque de operaciones de arriba hacia abajo”.

De acuerdo con información de la oficina del presidente ucraniano Volodimir Zelenski recopilada por la agencia AP, durante las últimas 24 horas los bombardeos rusos mataron al menos a tres civiles e hirieron a ocho personas más en el país.

En Donetsk, región oriental donde los combates se han centrado en los últimos meses, los ataques continuaron en todo el frente y las fuerzas rusas apuntaron a algunas de las ciudades más grandes de la región como Bakhmut, Avdiika y Toretsk.

Los rusos apuntan deliberadamente a objetos
de infraestructura civil: hospitales, escuelas, cines. Están disparando contra todo, incluso las colas para recibir ayuda humanitaria

Oleh Syniehubov, Gobernador de Kharkiv

Por su parte, el mando ucraniano constató que las tropas rusas “están concentrando sus principales esfuerzos en tratar de mejorar la posición táctica y crear las condiciones para una ofensiva en las ciudades de Siversk y Soledar, donde “reponen las reservas de municiones y combustible”.

El gobernador regional de Donetsk, Pavlo Kyrylenko, acusó a las tropas rusas de utilizar bombas de racimo y reiteró su llamado para la evacuación de los civiles.

“No queda ni un solo lugar seguro. Todo está siendo bombardeado. Pero todavía hay rutas de evacuación para la población civil”, dijo el funcionario en declaraciones televisadas.

El Instituto para el Estudio de la Guerra, un grupo de expertos con sede en Washington, Estados Unidos, dio a conocer que Moscú estaba utilizando mercenarios del Grupo Wagner para capturar la planta de energía Vuhledar, ubicada a las afueras de la aldea de Novoluhanske, en la región de Bakhmut.

Por el momento, el principal enfoque regional ruso es capturar Bakhmut, para así impulsar su ofensiva oriental sobre las ciudades de Sloviansk y Kramatorsk, los bastiones ucranianos en Donetsk.

“Las fuerzas rusas obtuvieron ganancias marginales al sur de Bakhmut, pero es poco probable que puedan aprovechar estos avances de manera efectiva para tomar el control total de Bakhmut”, agregó el Instituto para el Estudio de la Guerra.

El centro analítico estadounidense también citó en su informe diario al jefe de la Administración Militar de la ciudad de Zaporiyia, Oleksandr Starukh, quien comunicó que las fuerzas rusas están cavando trincheras en la central electronuclear de aquella metrópoli, la mayor de su tipo en Europa, y emplazado equipamiento bélico en barrios residenciales aledaños.

Asimismo, el ejército ruso continuó su ataque a la infraestructura civil en Kharkiv, la segunda ciudad más grande de Ucrania, y la región circundante en el noreste del país.

El gobernador de Kharkiv, Oleh Syniehubov, comentó que los ataques a la ciudad se reanudaron el martes al amanecer y causaron daños en una concesionaria de automóviles.

“Los rusos apuntan deliberadamente a objetos de infraestructura civil: hospitales, escuelas, cines. Están disparando contra todo, incluso las colas para recibir ayuda humanitaria, por lo que instamos a las personas a evitar las reuniones masivas”, dijo.