En gestión de Biden van 69 agresiones

En el año, 103 tiroteos en EU; prohibir armas de asalto, pide Biden

Suman 18 muertos por ataques en Colorado y Atlanta en la misma semana; pese a la pandemia, la fundación Gun Violence contabiliza 103 atentados en 3 meses; juez bloqueó prohibición a fusiles en zona afectada

FBI
Policías acuden al sitio de un tiroteo en Sunrise, Florida, el 2 de febrero del 2021.Foto: AP.
Por:
  • La Razón Online

Un día después del ataque que dejó 10 muertos en Denver, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, refrendó su llamado al Congreso para actuar inmediatamente por sentido común, prohibir las armas de asalto y reforzar el control en la materia.

“Podemos salvar vidas”, aseveró el mandatario al ofrecer sus condolencias a las familias de las víctimas del ataque ocurrido el pasado 22 de marzo, en el que un hombre de 21 años, de origen sirio y con antecedentes de arresto, disparó con un fusil de asalto en un supermercado en Denver, Colorado, y asesinó a una decena de personas, entre ellas un policía, el primero en atender el incidente.

Éste es el segundo tiroteo en menos de una semana, luego de la muerte de ocho personas en salones de masaje en Atlanta. Ahora estos dos son los más letales de los 103, que reporta la fundación Gun Violence Archive, en lo que va del año, con un total de 18 fallecidos; y el más reciente es el peor desde el perpetrado en un Walmart de El Paso, Texas, contra una comunidad hispana en 2019, que dejó 22 fallecidos.

A más de un mes de enviar dos proyectos de ley, el mandatario demócrata insistió que no es un asunto partidista y está en manos del Congreso prohibir los rifles de asalto y los cargadores de alta capacidad, así como elevar la revisión de antecedentes penales, por lo que refrendó su promesa de campaña de que vencerá nuevamente a la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) como lo hizo cuando era vicepresidente, lo que ejerce mayor presión a su gobierno, que ya enfrenta una crisis en materia migratoria.

“No necesito esperar un minuto más, y mucho menos una hora, para tomar medidas de sentido común que salvarán vidas”, dijo Biden previo a un viaje a Ohio, al asegurar que no permitirá que haya más víctimas por este tipo de ataques.

Gráfico

El más reciente tiroteo masivo muestra la necesidad de establecer leyes claras, pues se reportó que dicho ataque ocurrió 10 días después de que un juez bloqueara una prohibición a los fusiles de asalto en la ciudad de Boulder, vigente desde 2018 a raíz del tiroteo en una secundaria de Parkland, Florida, donde hubo 17 decesos.

El juzgador dio pie a impugnaciones, respaldadas por la NRA, bajo el argumento de que las ciudades no pueden elaborar reglas propias sobre armas de fuego.

Activistas respaldaron al presidente al señalar que es un tema de interés nacional en el que no se debe permitir más retrasos, esto cuando el país ya rebasó los 103 tiroteos en sólo tres meses, en más de 20 estados y de los que hasta 65 por ciento se han registrado en la gestión de Joe Biden —contabilizando sólo febrero (40) y marzo (29)—.

En comparación con la misma fecha, pero de 2020, Estados Unidos apenas registraba 66 actos de este tipo, lo que desvela un alza de 56 por ciento en el primer trimestre del año, a menos de una semana de concluir dicho periodo.

Además, el número de víctimas también va al alza con cuatro mil fallecidos en 82 días; y sólo del 1 de marzo a la fecha se reportaron más de mil por esta violencia; es decir, casi 50 al día.

El total de atentados masivos representa 16 por ciento de los registrados durante el año pasado, que fue el más violento, pese a la pandemia de Covid-19. Con el ritmo mensual que registra a la fecha, con 34 diarios, podría superar las cifras registradas entre 2014 y 2018, periodos en los que hubo menos de 400 atentados.

En la pandemia también se han reportado nuevos récords en la venta de armas, luego de contabilizar hasta 3.9 millones de revisiones de antecedentes en junio del año pasado de personas que querían adquirir una, de acuerdo con el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

A la par de este debate, se revelan nuevos datos sobre el atacante, identificado como Ahman Al Alawui Alissa, quien según el registro policiaco declaró que adquirió un rifle semiautomático AR-556 el pasado 16 de marzo; es decir, seis días antes de perpetrar el ataque en el supermercado de Boulder, aunque no quedó claro si es la misma que usó, pues inicialmente se reportó que se trataba de un fusil AR-15.

Gráfico

RESPALDAN LÍMITES ANTE CRÍMENES

A la petición se sumó el exmandatario Barack Obama quien llamó a dejar la cobardía y emprender acciones contra los tiroteos masivos que se siguen registrando en el país y detener la “epidemia de violencia armada”.

Obama insistió, al igual que activistas y víctimas de estos ataques, que no se deben normalizar los atentados.

En tanto, el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, adelantó que presentará dos propuestas —ya aprobadas por la Cámara de Representantes— para ampliar las revisiones de antecedentes de los posibles compradores, aunque reconoció que enfrentan un camino difícil para lograrlo.

  • El dato: Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca, adelantó que el presidente evalúa la posibilidad de presentar acciones ejecutivas para atender la violencia armada sin depender del Congreso.