Sputnik V

También Venezuela se apunta a vacuna rusa; aportan 500 voluntarios para Fase 3

El ministro de salud venezolano informó que se podría producir en el país conjuntamente con Moscú; reitera Maduro que sería de los primeros en probarla

vacuna-coronavirus
Imagen ilustrativa de vacuna COVID-19.Foto de archivo.
Por:
  • Reuters .

Venezuela participará con 500 voluntarios en los ensayos clínicos de la fase 3 de la vacuna rusa contra el COVID-19 y podría producirla en el país conjuntamente con Moscú, dijo el viernes el ministro de Salud, Carlos Alvarado.

Este mes se completaron en Moscú los primeros ensayos en humanos de la vacuna llamada "Sputnik V", basada en adenovirus. Esperan iniciar los ensayos a gran escala en agosto.

Carlos Alvarado señaló la importancia de poder apoyar la fase 3 durante una transmisión compartida con el presidente Nicolás Maduro.

Hemos acordado, o hemos propuesto con la Federación Rusa participar en la fase III de este proyecto. Es decir, Venezuela va a aportar 500 voluntarios para esa fase importantísima, para la aplicación masiva de la vacuna

Carlos Alvarado, ministro de Salud de Venezuela

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció recientemente que no ha recibido suficiente información sobre la vacuna rusa para evaluarla y que los planes para producirla no deben llevarse a cabo hasta que se completen las fases II y III de los ensayos para garantizar su seguridad y eficacia.

Maduro reiteró que sería uno de los primeros en ponerse la vacuna para dar el ejemplo. Su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, también prometió ser uno de los primeros en aplicarse la vacuna de Moscú si se demuestra que es efectiva.

El país sudamericano, que registra 38 mil 188 casos de infección, ofreció a Rusia producir la fórmula en una planta de vacunas de la Universidad Central de Venezuela, una importante casa de estudios del país, que el funcionario aseguró tiene la "capacidad científica" y tecnológica.

Las autoridades venezolanas señalaron que además entraron en conversaciones con una empresa china que fabrica una vacuna contra el COVID-19 para participar en los estudios clínicos de la fase III, pero el ministro no precisó número de voluntarios, ni dio más detalles.

El funcionario agregó que hablaron con las autoridades argentinas en relación a una vacuna experimental de la Universidad de Oxford y la compañía AstraZeneca, denominada AZD1222, pero expresó dudas debido a que el laboratorio se fue del país cuando iniciaron las sanciones de Estados Unidos.

La velocidad a la que Rusia se está moviendo para implementar la vacuna ha llevado a algunos medios a cuestionar si Moscú está anteponiendo el prestigio nacional por sobre los hechos científicos sólidos y la seguridad de las personas.

oat