En tres años buscan nuevos canales

Banco Azteca destina 11 mil mdp en la digitalización

Alejandro Valenzuela, director de la institución, comenta que en 2020, 41% de sus clientes usa servicios en línea; el crecimiento demanda inversiones en ciberseguridad, dice

15
El director de Banco Azteca, Alejandro Valenzuela, en una imagen de archivo.Foto: Especial
Por:
  • Ana Martínez

En los últimos tres años, Banco Azteca ha destinado 11 mil millones de pesos para optimizar su sistema de digitalización y ciberseguridad, pues con una mayor bancarización a través de los teléfonos móviles, se alcanzarán mejores niveles de inclusión financiera, destacó Alejandro Valenzuela, director general de la institución. 

En entrevista con La Razón, el directivo resaltó que durante la pandemia de Covid-19 los servicios online se dispararon; pues de 2017 a 2020 la utilización de su aplicación la utilizaron 12 millones de clientes, de los cuales, cinco millones se integraron sólo el año pasado, es decir, 41 por ciento.

Reconoció que 2020 fue de claroscuros, en materia de salud y, sobre todo, laboral, pues miles de mexicanos perdieron su poder adquisitivo por una disminución en su salario o el desempleo; pero también trajo consigo oportunidades, como la digitalización y la aceleración de los cambios tecnológicos en el mundo que espera avancen a buen ritmo. 

“La pandemia nos obligó a sacar lo mejor de nosotros, implicó mostrar la resiliencia y la capacidad de adaptarse a circunstancias extremas para todos. Los adelantos en todo lo relacionado a la digitalización avanzaron, tuvo un acelerador tecnológico sin precedentes en el mundo y eso es de lo más positivo que estamos viviendo”, comentó Valenzuela. 

Sin embargo, destacó que uno de los principales retos para Banco Azteca es hacer que los ocho millones de clientes restantes, de 20 millones que tiene en total, bajen su aplicación y la utilicen. Además, seguir capacitando y educando a los cuentahabientes en materia tecnológica es un trabajo a atender. 

Valenzuela señaló que lo anterior resulta complicado si se toma en cuenta que México todavía tiene una cultura económica de usar efectivo, ya que se tienen registros de que los clientes aún acuden a sucursales realizar sus operaciones, lo cual limita la capacidad de penetración de las apps móviles. 

Precisamente en temas tecnológicos, el directivo abundó en la necesidad de avanzar en ciberseguridad, materia en la que el banco que comanda mantiene una inversión permanente, pues están conscientes que conforme más clientes usan los métodos digitales, deben estar más al pendiente de posibles ataques. 

“Lo que sí es cierto es que mientras seamos más digitales, más ataques se van a buscar realizar por parte de estos malhechores, porque saben que pueden lucrar con mucho dinero. Sin embargo, estamos comprometidos a innovar y desarrollar todas las salvaguardas posibles para evitarlo”, aclaró. 

A pesar de apostarle a la digitalización, comentó que no descartan la idea de seguir aperturando sucursales. Según datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), al cierre del año pasado Banco Azteca contaba con mil 941 puntos bancarios en el país, teniendo mayor presencia en el Estado de México; y menos en Colima. 

Clave Bancos y Gobierno, en recuperación

 Ante la participación del sector bancario en la recuperación económica con los programas de diferimiento de capital e intereses, así como las reestructuras de financiamientos, Alejandro Valenzuela manifestó que esto también fue gracias a las facilidades que otorgó el Gobierno. 

Señaló que 96 por ciento de los clientes de Banco Azteca no se adhirieron al programa, porque lograron mantener sus actividades económicas vigentes; pero a los cuentahabientes que sí lo solicitaron se les atendió. 

Ante la recuperación económica, dijo que los bancos pueden impulsarla siendo un buen intermediario entre el ahorro y la inversión. “Buscar que los ahorros fluyan de la mejor manera posible hacia los proyectos de inversión, necesidades de inversión, proyectos individuales de la forma más oportuna y competitiva, así como un positivo avance del plan de vacunación”. 

Afirmó que lo peor que le puede pasar a la banca como industria es que ante una progresión desordenada de los préstamos, se tenga que restringir la llave del crédito y se perjudique a la actividad económica y particularmente la cartera de consumo.

  • El dato: El número de tarjetas de crédito expedidas por el banco se incrementó 90%, al pasar de 47 mil 331 en enero de 2020, a 435 mil en el primer mes de 2021, según la CNBV.