Revisa al alza expectativas de crecimiento

Banxico prevé repunte de 4.8% del PIB en 2021 tras golpe de Covid

El banco central también eleva pronóstico para próximo año a 3.3%; por mejoría de actividad en cuarto trimestre de 2020, explica Díaz de León.

Banxico prevé repunte de 4.8% del PIB en 2021 tras golpe de Covid
Banxico prevé repunte de 4.8% del PIB en 2021 tras golpe de CovidGráfico: La Razón de México
Por:
  • Ivonne Martínez

El Banco de México (Banxico) revisó al alza su expectativa de crecimiento para la economía mexicana en este año a 4.8 por ciento desde su estimación previa de 3.3 por ciento, tras el desplome de 8.5 por ciento que registró en 2020 a consecuencia del impacto de la pandemia de Covid-19, la más profunda en casi 90 años.

El gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, explicó que esta mejoría en el escenario central del instituto para el Producto Interno Bruto (PIB) de México en 2021 refleja la recuperación de la economía en el cuarto trimestre de 2020.

Precisó que el Banxico también revisó el límite superior del pronóstico económico para 2021 hasta 6.7 por ciento (escenario optimista), en caso de que hubiera buenas noticias en la vacunación contra el Covid-19, además de la confianza, regreso y recuperación de los sectores más afectados por la pandemia.

Indicó que el límite inferior de crecimiento estimado para este año es de 2.8 por ciento (escenario pesimista), si hay contagio más complicado del virus que implique mayores medidas de distanciamiento social o que la disponibilidad de las vacunas no sea la que se prevé, ya que este proceso es clave para la recuperación económica.

El informe abunda que estas revisiones se derivan tanto de una mayor base de crecimiento al cierre de 2020, como de una mayor previsión de crecimiento para la actividad industrial de Estados Unidos, lo cual en el corto plazo estará parcialmente contrarrestado por una mayor debilidad económica a inicios de 2021 ante la evolución de la pandemia de Covid-19 en el país.

El banquero central mencionó que esto propició además un ajuste al alza en el crecimiento económico para 2022, de 2.6 por ciento a 3.3 por ciento, agregó en videoconferencia durante la presentación del Informe Trimestral del banco central correspondiente a octubre-diciembre de 2020.

Apuntó que la nueva expectativa de crecimiento económico también llevó a una revisión al alza para la generación de empleo, y ahora para 2021 se espera una creación de entre 250 y 570 mil puestos de trabajo, cifras que se comparan a las del informe previo de entre 150 y 500 mil puestos de trabajo.

Respecto a la inflación, informó que se prevé un aumento de la inflación general anual en el segundo trimestre de 2021 de 4.3 por ciento por los efectos aritméticos de la reducción en los precios de los energéticos del año previo, para luego disminuir, si bien con cierto aumento en el cuarto trimestre.

No obstante, abundó Díaz de León, se prevé que la inflación general se ubicará alrededor de 3 por ciento en el horizonte de pronóstico de 12 a 24 meses.

Subrayó que la Junta de Gobierno tomará las acciones que considere necesarias con base en la información adicional, a fin de que la tasa de referencia sea congruente con la convergencia ordenada y sostenida de la inflación general a la meta en el plazo en el que opera la política monetaria.

Además, estimó necesario fortalecer los fundamentos macroeconómicos y adoptar las acciones necesarias en los ámbitos monetario y fiscal, para propiciar un mejor ajuste de los mercados financieros nacionales y de la economía en su conjunto.

Se requiere fomentar condiciones que permitan atraer una mayor inversión, mejorar la percepción sobre el clima de negocios y salvaguardar y fortalecer el ámbito institucional, afirmó el gobernador del Banxico.

También se deben corregir los problemas institucionales y estructurales pendientes, mantener la flexibilidad en la asignación de recursos y permitir los ajustes microeconómicos necesarios para impulsarla reactivación de la actividad productiva y del empleo.

Comentó que uno de los riesgos para el crecimiento económico es que no se llegue a un acuerdo adecuado sobre la regulación de la subcontratación u outsourcing que permita al mismo tiempo proteger el empleo y los derechos de los trabajadores y lograr una asignación eficiente y flexible del factor trabajo.