"Responsabilidad de quien la impulsa"

Canacintra: Hacer mal la reforma al outsourcing costará un millón de empleos

Enoch Castellanos, presidente de Canacintra, señaló que el propio Gobierno filtró una propuesta que le hizo al empresariado bajo la actitud de “tómalo o déjalo”

Empleos-IMSS
Canacintra ve golpe al empleo formal con reforma al outsourcingFoto: Cuartoscuro
Por:
  • Ana Martínez

La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) aseveró que de llevarse a cabo mal la reforma al outsourcing costaría un millón de empleos en total entre diciembre y enero próximos.

El presidente de la Cámara, Enoch Castellanos, señaló que el propio Gobierno filtró una propuesta que le hizo al empresariado bajo la actitud de “tómalo o déjalo”; sin embargo, desde Canacintra rechazaron los términos de la iniciativa.

El día de ayer se dio a conocer una carta presuntamente del Gobierno federal en la que le pedía al empresariado aceptar las modificaciones iniciales al outsourcing a más tardar el día de hoy. 

Canacintra agregó que en los diálogos que mantienen los empresarios con el Gobierno federal hay avances en desaparecer el insourcing, pero se dejaría desprotegidas a las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) que no tienen oportunidad de constituir firmas alternas a diferencia de los grandes corporativos.

Recordó que el insourcing es la creación de una empresa filial dentro de un grupo que administra el personal de un centro de trabajo y de una planta que no tiene empleados, con la intención de tener una disminución en el pago del TPU. “Lo que estamos buscando es que se ligue a esquemas de productividad”, comentó.

Si no hacemos esto bien, de manera inmediata se perderían 500 mil empleos en diciembre y podrían perderse otros 500 mil empleos en enero, únicamente en la transición de las empresas de una razón social a otra. Eso sería únicamente responsabilidad de quienes empujen a fuerza esta ley sin considerar a los sectores productivos”, aseveró Enoch Castellanos.

El presidente de la Canacintra hizo votos para que el sector empresarial negocie en su conjunto, analizando los intereses de quienes ahí están representados, y que finalmente haya sensatez en el Gobierno federal, para que al final sí se castigue a quienes explotan a los trabajadores y abusan de ellos.