Sábado 5.12.2020 - 08:21

Se esfuman mil 075 puestos diarios

Se pierden 258 mil empleos por restricción a bares

Cierran 2,400 negocios, incluyendo centros nocturnos por la pandemia; la afectación, al 30% de las plazas laborales de este giro; cae 66.5% el PIB del sector de abril a junio

13
Renta en locales del sector van de 80 mil a 300 mil pesos al mes.Foto: Cuartoscuro
Por:

A ocho meses del inicio del confinamiento para evitar la propagación de Covid-19, la industria de bares y centros nocturnos ha perdido 258 mil puestos de trabajo a nivel nacional, a un ritmo de mil 075 puestos diarios, lo que representa 30 por ciento de los registrados previo a la pandemia, informó Helking Aguilar Cárdenas, presidente de la Asociación Mexicana de Bares, Discotecas y Centros Nocturnos (Ambadic).

En entrevista con La Razón, lamentó además el cierre de dos mil 400 negocios de este giro en todo el país, que también representan 30 por ciento de los que se tenían previo al coronavirus. El empresario advirtió que éstos ya no podrán reabrir al no tener financiamiento suficiente para solventar gastos, como renta y el pago de servicios de agua y luz.

De acuerdo con Data México, en el segundo trimestre de 2020 los centros nocturnos, bares, cantinas y similares registraron un Producto Interno Bruto (PIB) de 172 mil millones de pesos, con una caída de 66.5 por ciento con respecto al trimestre anterior, cuando fue de 514 mil millones de pesos.

Antes de la pandemia, la industria generaba 560 mil fuentes de empleo directos, poco más de 300 mil indirectos y había ocho mil negocios. Respecto a las ventas, la Ambadic indicó que generaban 20 mil millones de pesos mensuales a nivel nacional, pero debido a la contingencia sanitaria la demanda es nula.

“No encontramos el motivo para que nos nieguen la reapertura. La realidad es que no existe ningún documento en donde diga que los bares y discotecas, por ser lugares cerrados, tengan más posibilidades de contagio de Covid-19. Satanizan a la industria y al gremio como si fuéramos los responsables del repunte de los contagios”, demandó.

Gráfico

Comentó que las actividades de salas de cine, casinos y teatros también se llevan a cabo en lugares cerrados, pero a estos establecimientos sí les han permitido reabrir. Recordó que les presentaron un protocolo a las autoridades federales para poder operar, pero no les dieron la oportunidad de demostrar que podían cumplirlo y no les han dado respuesta.

El protocolo que la Asociación Mexicana de Bares, Discotecas y Centros Nocturnos presentó a las autoridades incluía medidas como el cierre de la pista de baile, barras de servicio sólo para meseros, así como atender a la gente en las mesas; también reservaciones separadas de 15 minutos, operar a 50 por ciento de capacidad y abrir hasta las dos de la mañana para distinguirse de los restaurantes; además de medidas sanitarias de protocolo, como desinfección y revisión de temperatura de personal y clientes.

“Los pocos bares que pudieron adherirse al programa para reabrir en la Ciudad de México invirtieron cerca de 250 mil pesos, dependiendo el tamaño, otros destinaron hasta 400 mil pesos, para poder convertir sus bares en restaurantes. Sin embargo, fue una inversión para escasas cuatro semanas que pudieron abrir”, lamentó,

El empresario dijo que además de no tener respuesta a su propuesta de protocolo, el gremio dedicado a los bares y discotecas no recibió apoyos durante el confinamiento, y refirió que el único apoyo que se anunció por parte de las autoridades fueron créditos a la palabra por 25 mil pesos, los cuales sumaron más de un millón 400 mil financiamientos, de acuerdo con la Secretaría de Economía.

“Este apoyo, para el giro específico de nosotros no sirve de nada, toda vez que el promedio de renta en zonas medias es de 80 mil y 100 mil pesos mensuales; mientras que las zonas altas son rentas de entre 200 mil pesos y 300 mil pesos en promedio”, resaltó.

Obtener un financiamiento con la banca tampoco fue opción para la mayoría de los miembros de la industria del entretenimiento nocturno, pues no es sencillo acercarse a estas instituciones con el complejo panorama económico que enfrentan por el Covid-19, señaló.

“Los bancos tampoco han sido tan benévolos para ayudar al gremio, porque ni nosotros sabemos cuándo vamos a comenzar a operar. Yo puedo pedir un crédito y podría empezar a pagar dentro de cuatro meses, pero no es seguro. Así pasó con algunos negocios a inicios de año”, agregó Aguilar Cárdenas.

Comentó que la perspectiva para 2021 es “muy mala” para el sector, pues cada vez se está más cerca el regreso del semáforo epidemiológico en rojo y con ello restricciones más severas. Estimó que si para final del año no logran reabrir, ya no funcionará 70 por ciento de la industria.

  • El dato: Antes de la pandemia de Covid-19, la industria de bares y centros nocturnos en México contaba con ocho mil negocios, generaba 560 mil empleos directos y más de 300 mil indirectos.