El desempleo no respeta fronteras

El desempleo no respeta fronteras
Por:

Por Karla Ponce

El desempleo no hace distinciones. Lo mismo afecta a mexicanos que a estadounidenses, españoles o chinos. Según estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en todo el mundo se perderán un total de 59 millones de fuentes de trabajo este año, cantidad con la que sumaran 239 millones los trabajadores desempleados en el planeta.

El país más poderoso del mundo desde el inicio de la recesión hasta la fecha registra un total de 6.7 millones de empleos perdidos.

Sin embargo, los números comienzan a dejar de ser alarmantes y la reducción en la pérdida de empleos para los estadounidenses es un hecho.

En julio se registraron 247 mil despidos, contra 443 mil del mes anterior, según estadísticas del departamento de Trabajo.

Pero no es el único país que se recupera. El número de desempleados en España bajó 20 mil 794 personas en julio con respecto al mes anterior, con lo que acumuló su tercer descenso mensual consecutivo.

El total de desocupados registrados en las oficinas del Instituto Nacional de Empleo (INEM) del país ibérico se ubicó en 3 millones 544 mil 95, de los que más de un millón se sumaron durante el último año.

En China el panorama no es distinto. La tasa de desempleo en las áreas urbanas del país más poblado del mundo llegó al 4.3% en la primera mitad de 2009. De acuerdo con el Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social, el número de residentes urbanos sin empleo hasta junio fue de 9.6 millones. Cantidad a la que se suman 4.15 millones de graduados universitarios que no han encontrado trabajo. Cifras oficiales estiman que un total de 5,69 millones de habitantes urbanos encontraron trabajo entre los meses de enero y junio.

En México la pérdida de fuentes de empleos formales no se ha detenido.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reveló que aunque en el mes de junio y julio se observó un aumento en el número de trabajadores afiliados, el desempleo no se detuvo. En este periodo 8,397 personas perdieron su fuente de trabajo permanente con lo que de enero a julio un total de 254,531 personas se quedaron sin fuente de ingresos.

¿De qué tamaño es el problema mundial? Los especialistas coinciden en que la crisis del empleo podría durar entre seis y ocho años debido a que la contracción de fuentes de trabajo en el mundo debe considerar el ingreso de 45 millones de nuevos trabajadores en los mercados laborales cada año, la mayoría jóvenes, por lo que la economía deberá crear al menos 300 millones de empleos en los próximos cinco años sólo para mantener los niveles que existían antes de la crisis.

¿Qué hacer? Los esfuerzos mundiales para retener el descenso en las fuentes de empleo ha comenzado. El Pacto Mundial para el Empleo constituye la respuesta más urgente que se ha adoptado en los 90 años de la OIT para enfrentar una crisis económica.

El Pacto propone considerar opciones de políticas como la inversión en infraestructura pública, los programas especiales de empleo, el aumento de la protección social y la aplicación del salario mínimo. Argumenta que en los países en desarrollo, en particular, medidas como estas pueden reducir la pobreza, aumentar la demanda y contribuir a la estabilidad económica.

Se pide a los países donantes y a las agencias multilaterales que consideren aportar recursos, incluyendo los que usan para enfrentar la crisis, para la puesta en práctica de las recomendaciones y las sugerencias de políticas del Pacto.

6.7 millones de empleos perdidos en Estados Unidos en el primer trimestre.

5.1 por ciento es la tasa de desempleo abierto en nuestro país.

254 mil empleos se han perdido en México sólo en lo que va de este año.

asc