Lamentan cese definitivo de operaciones

"¡Gracias por tanto, Aeromar!”: Empleados se despiden de la aerolínea tras quiebre

En redes sociales, sobrecargos y personal operativo despiden a la aerolínea tras quiebra y huelga; alcaldesa busca opciones para garantizar servicio aéreo en Piedras Negras

Tras 35 años, empleados dicen adiós al que fue su lugar de trabajo.
Tras 35 años, empleados dicen adiós al que fue su lugar de trabajo.Cuartoscuro
Por:
  • Yulia Bonilla

El quiebre de Aeromar, además de incertidumbre laboral y económica, también ha significado tristeza para decenas de empleados que formaron su vida profesional en la aerolínea mexicana que voló los cielos mexicanos por 35 años.

A dos días de su cierre oficial por un fuerte endeudamiento y el estallamiento de huelga que se dio ayer, quienes laboraron ahí por años han comenzado a compartir lo que les representó volar con esta compañía aérea.

'Fuiste para mí, la mejor escuela'

Yadira llegó en 2007 para formarse como sobrecargo y brindar atención a los miles de pasajeros que utilizaban la aerolínea para vuelos nacionales.

“Me abriste las puertas, me formé como sobrecargo y fuiste, para mí, la mejor escuela que pude tener. Creíste en mí y fuiste mi segunda familia; los ATR’S siempre me cobijaron con sus alas, siempre me llevaron a un lugar seguro; regresaba a casa a descansar y tomar fuerza para volver a subirme a esos avioncitos que me hacían soñar”, compartió en redes.

La auxiliar de vuelo cuenta cómo conoció a grandes amistades en “esa pequeña gran aerolínea” y la familia que formó junto a los demás compañeros de trabajo.

“Te vamos a extrañar tanto. Aún no lo puedo creer, tengo mi corazón apachurrado. Sólo puedo decir: GRACIAS POR TANTO”, concluyó la sobrecargo.

Con todo y carencias, el trabajo no se detenía

Homero Ramírez formó parte del personal operativo de Aeromar durante 12 años y, aunque dejó la compañía hace tiempo, también lamentó el cierre.

Las carencias, dice, se hicieron presentes desde antes, pero el trabajo entonces siguió adelante.

“Gracias a Aeromar, por brindarme la oportunidad de conocer, entender y amar la aviación y a los ATR, un avión muy particular el cual defiendo hasta la fecha de quienes lo llaman avioneta”, declaró.

Además de las afectaciones e incertidumbre laboral para empleados, el cierre de Aeromar también representó que algunas localidades del país corrieran el riesgo de quedar sin opciones aéreas para trasladarse a otras regiones.

Ejemplo de ello es Piedras Negras, Coahuila, cuya alcaldesa Norma Treviño Galindo comunicó que se buscarán opciones para garantizar los servicios aéreos del municipio.

La alcaldesa confirmó este viernes que será la compañía Aerus la que se encargue de brindar los servicios por ahora, pero pretende que entren más aerolíneas.

“Nos hubiera encantado que siguiera Aeromar, pero ellos traen problemas que no están a nuestro nivel y no podemos arreglarlo de alguna forma… y hay que buscarle, tener un plan b”, comentó.

El nuevo servicio operará únicamente con tres vuelos de nueve asientos cada uno, que trasladará a los viajeros a la ciudad de Monterrey.

“Estamos ya para cerrar ese trato y dé comienzo a estos vuelos que tanta falta hacen para Piedras Negras por su crecimiento, por todas las personas que viajan a la ciudad de México, a otros puntos… Vamos a movernos en otro sentido para que tengamos una aerolínea que supla la de Aeromar.

A la lista, también se sumaron los aeropuertos de Ciudad Ixtepec y Puerto Escondido, cuyas rutas de entrada y salida vía aérea eran cubiertas por Aeromar, pero ahora el cierre afectará su conectividad.