Viernes 27.11.2020 - 14:07

Se espera retórica menos agresiva

Fitch: Presidencia de Biden, favorable para México en migración y comercio

La calificadora considera que aunque sea poco probable que se altere el marco del comercio binacional; Biden puede presionar por un cumplimiento estricto del T-MEC

Fitch Ratings
Fitch Ratings.Foto: Reuters.
Por:

Con Joe Biden como presidente de Estados Unidos habría una retórica menos agresiva hacia México respecto a la migración y es poco probable que se altere el marco del comercio que existe entre los dos países, consideró Fitch Ratings.

La calificadora internacional del riesgo crediticio estimó que consolidar la recuperación económica de Estados Unidos con la administración entrante apoyaría las exportaciones latinoamericanas, así como los flujos de remesas a México y Centroamérica.

Anticipó que la administración entrante en Estados Unidos adoptará un enfoque más convencional de la diplomacia. Por ejemplo, agregó, es probable que el presidente electo Biden utilice una retórica menos agresiva hacia México con respecto a la migración.

Además, apunto, es poco probable que se altere aún más el marco del comercio entre Estados Unidos y México, añadió la agencia evaluadora en un reporte sobre las elecciones en Estados Unidos y América Latina.

Señaló que el presidente electo Biden apoyó el renegociado acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), sobre el cual los miembros del Partido Demócrata tuvieron una contribución significativa, reflejada en sus protecciones laborales mejoradas, aunque la nueva administración estadounidense puede presionar por un cumplimiento más estricto.

Por otra parte, Fitch destacó que una administración estadounidense dirigida por el presidente electo Joe Biden puede promover un recompromiso constructivo de Estados Unidos con América Latina, aunque el enfoque a corto plazo entre las partes permanecerá en temas internos,

Reconstruir alianzas, perseguir la cooperación multilateral y mejorar la previsibilidad de las políticas de Estados Unidos podría ayudar a apoyar a muchos países de América Latina mientras intentan recuperarse de la pandemia de Covid-19.

Fitch Ratings.

Refirió que, como la economía más grande del mundo, emisor de su moneda de reserva dominante y poder diplomático y militar preeminente, las decisiones políticas de Estados Unidos a menudo tienen impactos significativos en otros soberanos calificados por Fitch, y su proximidad significa que América Latina puede verse fuertemente afectada.

El enfoque del nuevo presidente hacia la región puede tomar tiempo para emerger mientras reúne su administración y se centra inicialmente en los desafíos derivados de la pandemia y su impacto en la economía estadounidense.

Fitch Ratings.

Sin embargo, estimó Fitch, ciertas iniciativas políticas que probablemente sean una prioridad, en particular un nuevo proyecto de ley de estímulo interno, serían positivas para las economías latinoamericanas.

Suponemos que una nueva ronda de gasto de estímulo se aprueba en el primer trimestre de 2021 después de la transición presidencial, pero que esto se limitará a alrededor de un billón de dólares, asumiendo el control republicano del Senado de Estados Unidos.

Fitch Ratings.

La agencia apuntó que los gobiernos de América Latina también estarán preocupados por la política interna, incluida la protección de la salud pública y el reinicio de las economías estancadas en un contexto de déficits presupuestarios más amplios, grandes sobreendeudamientos de la deuda pública, bajos precios de las materias primas, crecimiento estructuralmente débil y posibles tensiones políticas y sociales resultantes de indicadores sociales debilitados.

Indicó que la fortaleza de las recuperaciones económicas y la credibilidad y el éxito de los esfuerzos para estabilizar los coeficientes de deuda pública seguirán siendo los factores clave de sus evaluaciones de calificaciones soberanas latinoamericanas.

A mediano plazo, un mayor compromiso bajo una presidencia de Biden podría ser significativo para los países del Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras) bajo su estrategia regional de cuatro mil millones de dólares para Centroamérica.

Esto busca abordar las causas profundas de la migración, movilizar la inversión privada, reducir la corrupción, mejorar la seguridad y el Estado de derecho, reducir la pobreza e impulsar el desarrollo económico, añadió.