Consecuencia de la incertidumbre

Por segundo año consecutivo, México sale del ranking de países atractivos para la IED

El índice de Confianza de Inversión de Kearney 2021 revela que se encuentra cerca de las 25 naciones más apetitosas; debe trabajar en la confianza a inversionistas

IED en el actual sexenio asciende a 198,733 mdd
La actitud de los inversionistas es cautelosaFoto: Especial
Por:
  • Ana Martínez

Por segundo año consecutivo, México no está dentro de los 25 países más atractivos para recibir Inversión Extranjera Directa (IED), según el Índice en la materia de Kearney.

El socio director de Kearney México, Ricardo Haneine, señaló que el país necesita reenfocar sus esfuerzos en recuperar la confianza de los inversionistas, pues la gobernanza y la transparencia de reglas son los principales factores que limitan la atracción de recursos. 

Sin embargo, destacó que el país no está muy lejos de las 25 primeras posiciones, por lo que si quiere regresar a ser parte del ranking debe seguir fortaleciendo y ser muy estratégico en las nuevas tecnologías en lo que le ha dado dinámica, como el sector de manufacturas ligadas a las cadenas de valor de América del Norte.

"A pesar de que México ha impulsado y se ha visto beneficiado por algunas iniciativas, como la ratificación del T-MEC, no fue suficiente para que los inversionistas catalogaran a México como uno de dos principales objetos de inversión", explicó.

“A pesar de que México ha impulsado y se ha visto beneficiado por algunas iniciativas, como la ratificación del T-MEC, no fue suficiente para que los inversionistas lo catalogaran como uno de los principales objetos de inversión. Los factores que lo hicieron salir del ranking el año pasado se pronunciaron con el cambio en las reglas del juego este año”, dijo. 

Aunque es la segunda vez consecutiva que México sale del ranking, la primera ocurrió en 2011, cuando la falta de materialización de algunas reformas prometidas por la entonces administración redujeron el ánimo de los empresarios por destinar recursos en el país.

El experto destacó la incertidumbre que genera el cambio regulatorio, sobre todo en el sector energético. Al respecto, se refirió a la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica que si bien fue suspendida definitivamente por jueces, aún está en juego, refirió. 

Gráfico

Busca fortalecer y centralizar en la Comisión Federal de Electricidad (CFE) las decisiones de la asignación de la energía de acuerdo a lo que convenga no es viable en el mediano plazo ni favorece las energías limpias. Manifestó que eso es lo que están peleando los inversionistas nacionales e internacionales y eso limita los flujos de inversión para ser un sector energético moderno con menores costos y con una tendencia hacia energías limpias. 

“El gran pecado de esta administración es no ver al sector energético como un sector moderno, dinámico, que se tiene que materializar toda la inversión hacia la sustentabilidad de energías limpias, y donde todo el ejercicio que hemos venido haciendo en México a lo largo de la historia de sí aceptar inversiones, ese es un factor fundamental”. 

Asimismo, habló de la eventual prohibición del outsourcing o subcontratación laboral. Dejó claro que no se deben limitar los esquemas laborales a las empresas que tienen inversiones en el país, pues en esa medida se le quitará flexibilidad al desarrollo e incentivos de la fuerza y capacidad productiva del mercado aboral. “Éste es otro aspecto que ha frenado las expectativas en los grandes corporativos e inversionistas”.

La extinción de fideicomisos, expuso el socio director de Kearney México, mandó una señal terrible, ya que afectó a la investigación, innovación y desarrollo tecnológico que “para bien o para mal” ya tenía el país. 

Aseveró que en la medida en que las políticas públicas se ajusten para aminorar los factores negativos habrá un cambio de ruta; sin embargo, si no se hacen los elementos positivos que tiene México, como el T-MEC, se verán rezagados. 

Gráfico

IED GLOBAL

Por la pandemia, la IED total global cayó 42 por ciento en 2020 por la pandemia; en mercados emergentes y fronterizos se redujo 12 por ciento; y en los países desarrollados lo hizo en 69 por ciento, impulsado por la cautela de los inversionistas.

Ricardo Haneine dijo que el clima de negocios mundial es de constante precaución y cautela, ya que menos inversionistas mostraron optimismo sobre las perspectivas económicas mundiales hacia tres años.

"El impacto de Covid-19 ha fortalecido la preferencia por destinos con infraestructura sólida e inversión en tecnología e innovación, característicos de los mercados desarrollados", precisó. Esto responde a porqué los primeros lugares, por tercera vez en 23 años, están ocupados por países avanzados.

Estados Unidos lideró el Índice de Confianza de Inversión Extranjera Directa Kearney 2021; seguido de Canadá, Alemania, Reino Unido, Japón, Francia, Australia, Italia, España y Suiza.

China salió del Top Ten hasta ocupar el lugar 12, debido a las tensiones comerciales que sostiene con Estados Unidos, abundó el experto.

Se estima que la Inversión Extranjera Directa pueda llegar a repuntar a niveles previos a la pandemia hasta 2028, aunque hay pronósticos que indican hasta una década para lograr esos resultados.

Asimismo, se consideró que este año se recuperará la actividad económica global, con 5.6 por ciento. Hacia adelante se estabilizará hasta llegar a 3.0 por ciento en 2023.

  • El dato: China salió del Top Ten hasta ocupar el lugar 12, debido a las tensiones comerciales que sostiene con Estados Unidos.