Sorpresa muy positiva, dicen analistas

Inversión Fija Bruta sorprende con alza de 2.1% en julio

La Inversión Fija Bruta registró un aumento en términos reales de 2.1% durante julio de 2021 respecto al mes anterior, cuando disminuyó 1.8%, con cifras desestacionalizadas, y por arriba del 1.0% esperado por analistas

3
Los datos de la Inversión Fija Bruta fueron dados a conocer este miércoles 6 de octubre.Foto: Archivo.
Por:
  • Ivonne Martínez

La Inversión Fija Bruta o inversión en activos fijos como en construcción y en maquinaria y equipo de origen nacional e importado registró un aumento en términos reales de 2.1 por ciento durante julio de 2021 respecto al mes anterior, cuando disminuyó 1.8 por ciento, con cifras desestacionalizadas, y por arriba del 1.0 por ciento esperado por analistas.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que por componentes, los gastos efectuados en maquinaria y equipo total crecieron 4.5 por ciento y en construcción ascendieron 2.1 por ciento en el séptimo mes del presente año, según datos ajustados por estacionalidad.

En su comparación anual, la Inversión Fija Bruta tuvo un alza de 17 por ciento en términos reales en julio de este año, su quinto incremento consecutivo y superior al 16.8 por ciento anual en junio pasado,

A su interior, apuntó, los gastos en maquinaria y equipo total se incrementaron 20.2 por ciento y en construcción se elevaron 14.6 por ciento con relación a los de igual mes de 2020, con series desestacionalizadas.

El analista económico de Grupo Financiero Monex, Marcos Daniel Arias, comentó que hasta el séptimo mes del año, la variación anual acumulada de la inversión es de 11.7 por ciento, con lo que aún hay una buena brecha que cubrir para retomar los niveles precrisis tras la caída de 18.3 por ciento de 2020.

No obstante, resaltó, el resultado de julio es una sorpresa muy positiva, pues esperábamos un avance menor al 1.0 por ciento en línea con la tendencia general para la economía.

En el corto plazo espera un rebote inercial y una mayor desaceleración ante la incertidumbre generada por la pandemia de Covid-19 y la normalización de la política monetaria, por lo que el panorama para la inversión sigue siendo complejo.