Ocupación ahora enfrenta desconfinamientos lentos

Pandemia acaba con 1 millón 113 mil empleos formales en cuatro meses

En marzo el virus tiró 130,593 puestos laborales; para abril, el primer mes de confinamiento, el desplome fue de 555,247; En mayo la caída menguó: 344,526; en junio ya con la reactivación de algunos sectores el golpe fue de 83,311 

COVID-19
Pandemia acaba con 1 millón 113 mil empleos formales en cuatro mesesFoto: Cuartoscuro
Por:

De marzo a junio de este año se destruyeron 1 millón 113 mil 677 puestos de trabajo, exactamente en el periodo en el que se implementó la Jornada de Sana Distancia derivada de la pandemia de Covid-19, que dejó fuera a varias industria del país.

Información del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informa que en enero y febrero se crearon 192 mil 094 puestos, mientras que de marzo a junio la disminución fue de 1 millón 113 mil; con lo anterior, el balance del primer semestre del año fue de una pérdida de 921 mil 583 empleos.

De esta cifra, 672 mil 302 fueron plazas permanentes (73 por ciento) y 249 mil 281 correspondieron a trabajos eventuales (27 por ciento).

Sólo en junio, se dieron de baja 83 mil 311 empleos formales, lo que significa una caída de 0.4 por ciento mensual.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la pérdida de empleos ya había tocado fondo y que sólo en junio se perderían alrededor de 70 mil puestos. Además, estimó que en julio se mantendrán o incluso aumentarán las plazas laborales.

Si bien, la cifra es mayor a la estimada por el mandatario, los 83 mil puestos eliminados en junio continúa siendo un dato bajo de pérdidas, lo que indica que hay una ligera recuperación.

En entrevista con La Razón, Alejandro Avilés Gómez, analista laboral privado explicó que: “Estos datos representan una cifra baja de trabajos perdidos en el contexto actual, aunque sigue siendo lamentable; sin embargo, sí hay una disminución en la destrucción de plazas laborales lo que indica una ligera recuperación, pero que también impulsará la informalidad en el país”.

El Inegi señaló en su última encuesta de Ocupación y Empleo que en mayo la tasa de informalidad llevó a 1.9 millones de personas a este segmento laboral como consecuencia de la pandemia.

El experto sostuvo que con el Semáforo Epidemiológico de diversos estados en rojo, la salida abrupta de la ciudadanía a sus fuentes de empleo, podría desencadenar en un aumento de contagios, por lo que no se descarta que se destruyan más fuentes de empleos en julio.

Gráfico

Según datos del IMSS habían registrados, hasta el 30 de junio pasado, 19 millones 499 mil 859 puestos de trabajo; de éstos, 86.6 por ciento fueron permanentes y 13.4 por ciento eventuales.

“Todas las actividades están activándose de forma paulatina; por ejemplo, todo lo que tiene que ver con servicios aún no hay una recuperación completa. Los restaurantes representan un gran número de plazas laborales y siguen operando con muy poca gente; no obstante, que se esperaba su reapertura con 30 por ciento de aforo. Lo cierto es que están vacíos”, comentó Avilés Gómez.

El IMSS detalló que los sectores que presentan crecimiento anual en puestos de trabajo son el agropecuario, con 3.5 por ciento; servicios sociales y comunales, con 2.3 por ciento; y electricidad, con 0.1 por ciento.

No obstante, Avilés Gómez dijo que hay varias ramas de la economía que no han tenido ingresos como se esperaría y si bien se esforzaban en mantener a sus empleados con sus ingresos, ya sea con modificaciones en sus condiciones laborales o con reducción de su salario, ahora están en una situación complicada.

“Lejos de lo que se habla gubernamentalmente de apoyos a los micro y pequeños empresarios, lo cierto es que esto no ha sido así; tanto los trabajadores como empresarios han venido padeciendo, y serán los empleados quienes paguen las consecuencias”, sostuvo.

Respecto al objetivo del Presidente López Obrador de crear dos millones de empleos al cierre de este año, el analista puntualizó que no es alcanzable, ya que la mayoría ya estaba proyectado, como los trabajadores que desarrollan las megaobras de la actual administración.

“Los participantes y beneficiarios de los programas sociales no representan un trabajo formal, porque no tienen seguridad social ni generan antigüedad; al final, esos dos millones de empleos son solamente una declaración que pretende aliviar los ánimos que existen en el país. La cifra es un tanto ficticia y no van a repercutir en el crecimiento económico del país”, aseveró.

Hasta el último día de junio pasado, se tenían registrados ante el IMSS un millón 590 mil patrones, equivalente a una tasa de crecimiento anual de 0.9 por ciento. En tanto, el salario base de cotización de trabajadores asegurados al Instituto alcanzó un monto de 407.3 pesos, lo que representa un alza nominal de 8.1 por ciento, el nivel más alto para un sexto mes del año, al menos en los últimos diez años.

  • El dato: Sólo en abril se destruyeron 555 mil 247 puestos de trabajo, la cifra más alta desde que se tiene registro en el sistema del IMSS que da a conocer los empleos que hay en el país.

kl