En Brasil, Chile, Colombia, México...

Moody’s prevé que alza en tasas de interés en AL continúe en 2022 por alta inflación

La calificadora internacional estimó que el incremento de precios se desacelere en la segunda mitad del año; señaló que la inflación se mantendrá alta durante los próximos 12 a 18 meses

Moody´s consideró que los bancos centrales continuarán incrementando las tasas durante la mayor parte de 2022
Moody´s consideró que los bancos centrales continuarán incrementando las tasas durante la mayor parte de 2022Foto: Especial
Por:
  • Ivonne Martínez

Moody’s Investors Service estimó que los bancos centrales de América Latina continuarán incrementando las tasas de interés durante la mayor parte de 2022, debido a que la inflación se mantendrá alta durante los próximos 12 a 18 meses.

La calificadora internacional señaló que los riesgos inflacionarios se mantienen elevados mundialmente, debido al elevado nivel de dinero en circulación, la recuperación de la demanda de consumo, la interrupción continua de las cadenas de abastecimiento y las tensiones geopolíticas que elevan los precios de la energía.

Anticipó que en América Latina, las presiones inflacionarias deberán relajarse un poco este año, aunque espera que los niveles de precios y las tasas de inflación de las principales economías se mantengan por encima de los objetivos establecidos por sus correspondientes bancos centrales en los próximos 12 a 18 meses.

Adicionalmente, apuntó, la incertidumbre gubernamental y de establecimiento de políticas públicas contribuye a la depreciación de las divisas y amenaza con afectar las expectativas de inflación.

Como resultado, los bancos centrales continuarán incrementando las tasas durante la mayor parte de 2022, consideró la agencia en un reporte.

Los factores que impulsan la inflación a niveles superiores a lo esperado varían de país a país, pero el incremento de los precios de los alimentos y la energía eléctrica, junto con la depreciación de las divisas, han afectado a las grandes economías como Brasil, Chile, Colombia, México y Perú

Gersan Zurita, analista de Moody's

“Aunque esperamos que el incremento de precios se desacelere en la segunda mitad del año, las tasas de inflación no regresarán a los bajos niveles registrados durante el pico de la pandemia de COVID-19”, añadió Zurita.

Moody’s comentó que las dinámicas de la deuda de los soberanos de América Latina se beneficiaron por la mayor inflación el año pasado, ya que la inflación reduce el inventario de deuda como proporción del PIB nominal y contribuye a la generación de mayores ingresos gubernamentales en términos nominales, lo que ayuda así a mejorar los déficits fiscales.

Sin embargo, acotó, las mayores tasas de interés de las deudas soberanas reducirán el espacio fiscal en tiempos en que los precios de los alimentos y combustibles se suman a las tensiones sociales y riesgos políticos.

Refirió que el constante incremento de precios en las economías de América Latina continuará favoreciendo las ventas de las compañías locales, pero sus márgenes caerán debido a menores ingresos de las familias como resultado de las presiones inflacionarias y a que la débil asequibilidad de deuda pondrá a prueba la demanda.

Adicionalmente, las cargas de deuda han aumentado para las compañías que tienen una fuerte exposición a deuda denominada en moneda local sujeta a tasas variables ligadas a la inflación o a las tasas de política, anotó.

Estimó que las utilidades de los bancos de Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Argentina, que son los principales países de América Latina, regresarán a estar cerca de los niveles prepandemia en este año.

Al mismo tiempo, espera ver cierta presión negativa en las utilidades durante los próximos tres a cuatro trimestres, debido a la desaceleración de la actividad de negocios que resulta de las políticas monetarias más rigurosas.

oat