Demanda se beneficiará de apoyo fiscal en EU

OCDE eleva a 4.5% proyección de crecimiento para este año

Organismo recortó su expectativa para economía mexicana a 3.0% en 2022; mejora su estimado para la actividad mundial a 5.6% para este año.

Perspectivas económicas Mejoran las expectativas globales por vacunas eficaces contra Covid y estímulos fiscales en algunos países.
Perspectivas económicas Mejoran las expectativas globales por vacunas eficaces contra Covid y estímulos fiscales en algunos países.Gráfico: La Razón de México
Por:
  • Ivonne Martínez

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) revisó al alza su estimación para la economía mexicana en 2021 a 4.5 por ciento, desde 3.6 por ciento en diciembre pasado, beneficiada por el apoyo fiscal en Estados Unidos, ya que impulsará su demanda.

Sin embargo, el organismo internacional ajustó a la baja su expectativa para 2022 a 3.0 por ciento respecto al 3.4 por ciento anterior, aunque ligaría dos años al alza tras el desplome de 8.5 por ciento en 2020 en el Producto Interno Bruto (PIB) de México a causa del impacto de la pandemia de Covid-19.

Con esta revisión al alza, la economía mexicana se ubica a media tabla en el crecimiento esperado para las principales economías en 2021, así como por debajo del 5.6 por ciento proyectado para el PIB mundial, mientras que para el año próximo se coloca entre los siete países con la más baja recuperación.

.Gráfico: La Razón de México

“En los Estados Unidos, un fuerte apoyo fiscal debería fortalecer sustancialmente la demanda y permitir una recuperación más sólida de la pandemia, con efectos secundarios beneficiosos para otras economías, particularmente Canadá y México”, expuso.

En su informe “Perspectivas Económicas Provisionales”, destacó que el estímulo fiscal planeado en Estados Unidos, establecido en el Plan de Rescate Estadounidense, proporcionará un impulso significativo a corto plazo a la actividad si se promulga en su totalidad. En total, se prevé que las nuevas medidas tengan un valor de hasta 1.9 billones de dólares estadounidenses, alrededor del 8.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

“Esto ayuda a estimular la demanda en otras economías, con un aumento de la producción de entre 0.5 y 1.0 punto porcentual en Canadá y México y entre 0.25 y 0.50 puntos porcentuales en la zona del euro y China”, agregó la OCDE.

En su informe, tras la contracción que Estados Unidos registró en 2020, el organismo también ajustó al alza su perspectiva para esta economía en este año, a 6.5 por ciento, desde el avance de 3.2 por ciento estimado en diciembre pasado, y para 2022 la elevó a 4.0 por ciento desde 3.5 por ciento.

MEJORA PIB MUNDIAL. La OCDE resaltó que las perspectivas económicas mundiales han mejorado notablemente en los últimos meses, ayudadas por el despliegue gradual de vacunas eficaces, los anuncios de apoyo fiscal adicional en algunos países y los signos de que las economías están haciendo frente mejor a las medidas para eliminar el virus.

Para la economía mundial prevé un repunte de 5.6 por ciento en 2021 y de 4 por ciento el año próximo, tras la caída de 3.4 por ciento en 2020, con la producción aumentando por encima del nivel prepandemico a mediados de este año.

Precisó que, a pesar de la mejora de las perspectivas mundiales, la producción y los ingresos de muchos países se mantendrán por debajo del nivel previsto antes de la pandemia a finales de 2022.

El significativo estímulo fiscal en Estados Unidos, junto con una vacunación más rápida, podría impulsar el crecimiento del PIB estadounidense en más de 3 puntos porcentuales este año, con efectos indirectos de la demanda en sus socios comerciales clave, como son México y Canadá.

El organismo internacional señaló que las medidas estrictas de contención frenarán el crecimiento en algunos países y sectores de servicios a corto plazo, mientras que otros se beneficiarán de políticas eficaces de salud pública, un despliegue más rápido de vacunas y un firme apoyo normativo.

Advirtió que siguen existiendo riesgos considerables, ya que un avance más rápido en el despliegue de vacunas en todos los países permitiría levantar las restricciones más rápidamente y aumentar la confianza y el gasto.

El lento avance en el lanzamiento de vacunas y la aparición de nuevas mutaciones virales resistentes a las vacunas existentes darían lugar a una recuperación más débil, mayores pérdidas de empleo y más quiebras empresariales.

La OCDE consideró que se justifica el apoyo continuo a los ingresos para los hogares y las empresas hasta que la vacunación permita una reducción significativa de las restricciones en las actividades cara a cara, pero debe reorientarse para apoyar a las personas y ayudar a las empresas con subvenciones y capital en lugar de deuda.

Se requieren reformas estructurales reforzadas en todos los países para generar oportunidades, mejorar el dinamismo económico y promover una recuperación sólida, sostenible e inclusiva, subrayó en su reporte, presentado en París por su economista en Jefe, Laurence Boone.