Cierre de fronteras, golpea

“Hasta que la pandemia los separe”; turismo de romance una de las víctimas del Covid-19

Una coordinadora de eventos afirma que de 52 uniones que planearía en 2020, sólo logró concluir adecuadamente una; ingresos de los novios, un factor clave

Bodas
El turismo de romance es uno de los subsectores más importantes para la industria mexicana.Foto: Cuartoscuro
Por:

Todo el 2020 estuvo caracterizado por tres conceptos: pandemia, crisis económica y Sana Distancia. Si bien todas las industrias tuvieron una afectación en sus ingresos, el turismo fue de los primeros en detenerse por el cierre de fronteras para detener la propagación del Covid-19.

Dentro de esta industria existe el turismo de romance, que abarca no solamente bodas destino, sino también entregas de anillo, lunas de miel, despedidas de soltera o soltero, aniversarios de novios y casados, renovación de votos, último viaje antes del nacimiento del bebé, segundas nupcias o viaje con la familia, de acuerdo con la Secretaría de Turismo (Sectur).

Sin embargo, la unión matrimonial de las parejas también fue desplazada por la pandemia. Incluso podría detener por un largo periodo el sueño de algunas personas de casarse y viajar posteriormente a un destino para celebrar la Luna de Miel.

Algunos países tienen mayor vocación para atraer turistas que desean realizar uniones matrimoniales.Paulina Hernández, La Razón

Tal es el caso de María Córdova, habitante del Estado de México, que tenía programada su boda para el mes de julio del año pasado. Tras tres años de relación con su pareja casi un año antes habían decidido unir sus vidas. Ante la llegada de la pandemia, detuvo los preparativos de su celebración en abril, es decir, casi un mes después del primer caso de Covid en el país.

La mujer que labora en la Ciudad de México, aseguró en charla con La Razón, que tenía la esperanza de que la cuarentena terminará el 20 de abril, como en su momento habían prometido las autoridades sanitarias, pero después de muchos “ahora sí ya para tal fecha” decidió posponer su unión matrimonial.

Tenía mucha ilusión, como todas las mujeres que quieren casarse, de que llegara esa fecha. Pero conforme veía que (Hugo López) Gatell daba largas y largas para la famosa Nueva Normalidad, hablé con mi familia y pareja para posponer mi fiesta

María Córdova

Si bien María pensaba llevar a cabo su boda cerca de su domicilio en la entidad mexiquense, es cierto que posponer bodas, fiestas y celebraciones es otra de las consecuencias que trajo consigo el Covid-19 afectó a todas las entidades del país, incluidas aquellas que tienen una vocación del turismo de romance.

Tatiana Ruano, wedding planner de la ciudad de Morelia, Michoacán, uno de los destinos preferidos de las parejas para unirse en matrimonio, señaló que el año pasado tenía programadas 52 bodas, sin embargo, por la pandemia todas se recorrieron a excepción de una que realizó en septiembre, de una pareja europea.

La tendencia ha cambiado. Las bodas ahora son pequeñas, con la gente más cercana, y no por gusto, sino porque así les permitieron operar. Las reuniones no tienen que superar las 100 personas y los espacios deben ser hasta cuatro veces más grandes que la cantidad de invitados, para garantizar la Sana Distancia.

En la entrada ponían tapetes sanitizantes, tomaban la temperatura y daban gel antibacterial a los invitados, además de cubrebocas, aunque la mayoría de la gente lo portaba, asegura. La wedding planner detalló que en las mesas debían ubicarse ocho personas, en donde también ponían gel antibacterial.

Los utensilios para la comida debían estar desinfectados y sólo se daban a los invitados a la hora de comer. Los meseros, por su parte, portaban caretas, guantes y respetaban la Sana Distancia. Pero la ausencia de personas a la boda siempre fue un factor.

Aunque nos confirmaban 100 personas, llegaban 70 nada más. El riesgo por el simple hecho de ir a la fiesta está latente y ya era criterio de cada quien

Tatiana Ruano

Relató las medidas como recuerdo, pues actualmente no pueden trabajar ante el alza de contagios en esta entidad, que ubica a Morelia en color naranja en el semáforo epidemiológico. Espera que sea en marzo cuando vuelva a planear los sueños de las novias.

Datos de la Sectur apuntan que en 2010, último dato disponible, se realizaron 31 mil bodas de destino, lo que es igual a 9.0 por ciento de las 350 mil nupcias de parejas estadounidenses.

Según Tatiana Ruano realizar una boda de destino en Morelia puede costar 2 mil 500 pesos por invitado, pues ellos se encargan de coordinar la iglesia, los salones o jardines de fiesta, la decoración, la música y todo lo necesario para amenizar la fecha más importante para cualquier pareja que desea casarse.

Pese a que cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) apuntan que los matrimonios van a la baja. En 2017 se registraron 528 mil 678 enlaces, pero para 2018 cayeron dramáticamente a 501 mil 298 y para 2019 recuperaron levemente terreno, con 504 mil 923 eventos. Sin embargo, la experta consideró que el amor todavía busca manifestarse.

La pandemia hizo que las celebraciones por bodas cayeran aún más.Paulina Hernández, La Razón

La realidad es que las uniones matrimoniales van a  la baja y los divorcios también se han incrementado en los últimos 10 años.

Este impulso estuvo principalmente por los resultados de cinco entidades en México. Los estados con la mayor tasa de población divorciada fue entre Chihuahua y Ciudad de México, con 3.1 por ciento cada uno.

En segundo lugar estuvo Aguascalientes, con 3.0 por ciento de su población, mismo porcentaje que registró Colima; seguido de Coahuila, con 2.9 por ciento; y Sonora, con 2.6 por ciento.

El número de divorcios en México también se ha incrementado.Paulina Hernández, La Razón

“El 35 por ciento de los clientes son extranjeros; mientras que el resto son mexicanos, principalmente de la Ciudad de México. Los ánimos no han bajado, aunque hay cambios, la mayoría para 2022, la gente sigue entusiasmada”.

Sin embargo, reconoció que las parejas actualmente ya no quieren una boda “a lo grande”, sino una con menos invitados, pero con más detalles, regalos y entretenimiento.

BODAS, UNA INVERSIÓN EN PAREJA

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) casarse no es algo barato. De total de inversión, se estima que el gasto sea de 108 mil 583 pesos, entre anillos, vestido de novia, traje del novio y otros detalles.

Hasta más de 100 mil pesos puede costar una boda.Imagen : Paulina Hernández/La Razón

Contemplando el gasto de dos mil 500 pesos por persona que indicó la experta de Morelia previamente, el monto que refiere la Condusef sólo representaría a 43 invitados a una boda de destino.

Por la pandemia de Covid-19 detuvo los ingresos de algunas personas. Según cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) 647 mil 710 puestos se perdieron el año pasado a consecuencia de la pandemia, lo que es equivalente a una disminución en la tasa anual de 3.2 por ciento.

En tanto, la pandemia mermó los ingresos de otros tantos millones de trabajadores. Armando Hernández, de 26 años de edad y que actualmente labora en una empresa privada de consultoría, externó que en su trabajo le redujeron su sueldo cinco meses a partir del mes de mayo del año pasado. Por ello, muchos de sus planes se frenaron, como el deseo de casarse.

Por la falta de dinero y la situación que no apoyaba ese tipo de eventos fue que se pospusieron los planes que estaban previstos en 2021. Espero retomar la idea para finales de este año o inicios del siguiente

Armando Hernández

Luego de que actualmente trabaja vía remota, consideró que tiene una mayor oportunidad de ahorrar para cuando la situación mejore, aunque no espera que suceda en el corto plazo. “Yo creo que todo este año va a estar igual”.

Abundó en que, pese a que le agrada la idea de casarse en un destino diferente a donde vive; tendrá que investigar más del tema, por lo caro que resultaría viajar con todos sus invitados, además de la disposición que emitan las autoridades federales especializadas en salud

El documento Panorama Sociodemográfico de México 2020 apuntó que 35.6 por ciento de los mexicanos mayores de 12 años está casado, una reducción de 5.0 puntos porcentuales respecto al resultado del mismo estudio de 2010.

Por el contrario, la unión libre va a la alza, al representar 18.3 por ciento de la población que vive con su pareja, un incremento de 3.9 puntos porcentuales desde hace una década.

El 34.2 por ciento que se encuentra soltero en el mismo rango de edad. En tanto, los divorcios y separaciones concentran 2.0 por ciento y 5.2 por ciento de los mexicanos de 12 años o más.

Más personas quieren vivir en unión libre.Paulina Hernández, La Razón

OPORTUNIDADES PARA EL TURISMO

De acuerdo con la Sectur, en México, año con año la cadena de valor de los destinos se está especializando en este segmento de romance; incluso se estima que nuestro país atrae 23 por ciento del total de bodas que se realizan en el mundo y que buscan un espacio diferente a lo cotidiano.

El escenario predilecto para las parejas son nuestras hermosas playas; sin embargo, las nuevas generaciones están siendo atraídas también por destinos coloniales y de aventura

Sectur

Añadió un catálogo para que los interesados en casarse en el país puedan elegir entre diversos destinos, como Aguascalientes, Guanajuato, Huatulco, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Querétaro, San Miguel de Allende y Veracruz.