• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Regulación y difusión frenan beneficios del open banking
Foto: Especial

A pesar de los esfuerzos por incrementar la bancarización en México a través de las nuevas tecnologías, expertos afirman que la regulación, la difusión y la tecnología han relentizado la tendencia de la inclusión financiera.

En entrevista con La Razón, Mario Hernández, CEO de EOS, The Fintech Co., mencionó que si bien, es positivo contar con nuevas opciones como los Cobros Digitales (CoDi), no funcionará si no se logra difundir e impulsar las nuevas regulaciones y los beneficios. 

“Es necesario que se dé a conocer que hay muchos beneficios si se suman al open banking. Por ejemplo, hay procesos que te permiten que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) te regrese tu dinero, además de que se promueve la baja en el uso de efectivo y no hay pago de comisiones. La gente debe estar más informada al respecto”, consideró.  

Actualmente, México cuenta con poco más de 60 por ciento de personas con al menos un producto financiero,  según dio a conocer la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera; si se impulsa aún más el open banking en México, los sistemas financieros mediante la implementación de interfaces de programación de aplicaciones (APIs), permitirán que más usuarios accedan a servicios.

Regulación y difusión frenan beneficios del open banking

Por su parte, Ignacio Usobiaga Hegewisch, presidente del Comité Fintech-ciberseguridad de la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Asofom), detalló que este modelo permite ofrecer productos financieros más específicos; sin embargo, reconoció que el principal reto es la cultura financiera del país.  

“Si bien CoDi está haciendo los primeros pasos, hay que abrirse a temas de pagos. También es necesario ver el tema de protección de datos. El usuario debe estar seguro de que su información está protegida. Asimismo, las financieras deben tener un modelo de respuesta ante cualquier eventualidad”, consideró.

En este sentido, Mario Hernández afirmó que la seguridad es un tema relevante a la hora de adoptar nuevos modelos. “Hay que buscar mejores líneas de ejecución. Esto, sin duda, seguirá pasando, porque es parte de adoptar nuevas maneras de ejecutar el sistema financiero abierto”. 

En marzo de 2018 se aprobó la Ley Fintech, la cual permitirá avanzar, con el uso de la tecnología, en abatir el rezago que México tiene en materia de inclusión financiera al tiempo de generar más competencia en el sector financiero en beneficio de los consumidores, celebraron expertos.

Regulación y difusión frenan beneficios del open banking

Hugo Nájera, director general de Desarrollo de Negocios de BBVA México, hizo hincapié en que esta ley fue algo muy bueno para el país, ya que permitirá crear una nueva generación de banqueros, que sea más competitiva y con mejores oportunidades e innovación.

En el tema de regulación, dijo que “los que utilizan este mecanismo sienten que es una barrera, porque tienen cosas que cumplir. El regulador lo hace, porque tiene una preocupación genuina: el usuario está guardando su dinero y eso implica muchas cosas que proteger”, dijo.

“Los bancos prestamos dinero ajeno. El regulador tiene que saber cómo funciona para poder tener una previsión de lavado de dinero. Faltan las reglas detalladas del juego, porque lo que se aprobó fue la Ley Fintech del año pasado, pero faltan las regulaciones secundarias, a las que deberíamos meter presión”.

Nájera recordó que en la región de América Latina, México y Brasil tienen una regulación fintech, incluido lo relacionado con open banking, pues nuestro país tiene un ecosistema robusto para la ejecución de éste. lo cual es un complementario más que competencia para la banca tradicional, misma que tiene que evolucionar hacia atender las necesidades del cliente, algo que es un área de oportunidad.

Te puede interesar:

Fraude financiero adopta nuevas técnicas contra usuarios, alerta Condusef

 

 

Compartir