TLC con Brasil abre puerta a licitaciones

Reportan lluvia ligera en cinco delegaciones de CDMX
Por:
  • larazon

Dos son las razones por las que no se detienen los trabajos para lograr un acuerdo comercial entre México y Brasil, y ambas tiene que ver con el mundo deportivo internacional: el Mundial de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 en territorio brasileño.

Beatriz Leycegui Gardoqui, subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía (SE), consideró que las negociaciones del tratado comercial deben acelerarse para aprovechar las compras del sector público de Brasil previstas por los encuentros deportivos.

La funcionaria indicó que de concretarse el acuerdo, empresas mexicanas podrían participar en las licitaciones que tendrá suelo brasileño en materia de infraestructura. “Se busca la oportunidad de participar en las licitaciones en igualdad de condiciones… el acuerdo permitiría garantizar su permanencia con reglas más equitativas”.

Respecto a la inversión, la subsecretaria aseguró que el gobierno mexicano buscará esquemas para ofrecer mayores garantías a los inversionistas mexicanos, mientras que en el aspecto institucional se procurará mejorar la relación entre ambos países.

La negociación se estima concluirá a final de año, debido a que aún se deben analizar las ventajas comparativas y beneficios que conseguirían los productores mexicanos.

Valentín Díez Morodo, presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce), detalló que las autoridades deben analizar si conviene mantener los incentivos fiscales y subsidios que tienen los productos brasileños, de manera en que no afecten la actividad económica nacional.

“Existen muchos subsidios y también incentivos fiscales en ese país, mismos que México no está en condiciones de otorgarlos. Es por eso que se deben analizar muchos puntos de vista; calculo que todavía nos llevará al menos seis meses más discutir los beneficios de este acuerdo comercial con Brasil”.

Tratado debe estudiarse

Aunque Brasil es una alternativa para diversificar los mercados que reciben productos mexicanos, antes de firmar un acuerdo deben analizarse los beneficios y riesgos. De acuerdo con la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), a partir de la evaluación a las áreas en que estas economías se complementan y compiten, habrá que decidir si es conveniente pactar un acuerdo o establecer convenios sectoriales.

“En las negociaciones hay que asegurarse de promover una óptima facilitación comercial, pues de poco servirá cualquier tratado u acuerdo si nuestras exportaciones enfrentan barreras no arancelarias”, detalló Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del organismo.

El líder empresarial informó que hasta ahora, la balanza comercial ha sido desfavorable para México. En 2009, el déficit fue de aproximadamente 970 millones de dólares.