Inseguridad para usuarios, un reto

Trenes de pasajeros no son rentables, afirma IP

Coparmex sostiene que un sistema de ese tipo requiere de subsidios del Gobierno; Concamin reconoce preocupación por el posible regreso de Donald Trump a la Presidencia de EU

Son siete rutas las que busca poner en marcha la administración de López Obrador con ayuda del sector privado.
Son siete rutas las que busca poner en marcha la administración de López Obrador con ayuda del sector privado.Foto: Especial
Por:
  • Alina Archundia

La iniciativa privada (IP) considera que el sistema de trenes de pasajeros que busca poner en marcha el Gobierno no es rentable para una economía como la mexicana, además de que tendrá retos importantes en su implementación, desde grandes necesidades de inversión hasta el tema de la inseguridad.

La administración federal publicó un decreto para la creación de siete rutas de trenes de pasajeros, adicionales al Tren Maya y al Tren Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a los concesionarios ferroviarios a participar en el proyecto. La fecha límite para que compañías como Grupo México, dueño de Ferromex, y Canadian Pacific Kansas City (CPKC) presenten su propuesta es el 14 de enero del 2024. De no participar, será el Estado quien haga el proyecto.

Al respecto, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), José Medina Mora, aseguró que este sistema de transporte no es rentable, porque el Gobierno será quien termine subsidiándolo. En su opinión, sólo en países pequeños y de alta densidad poblacional podría ser autosuficiente económicamente.

De concretarse el proyecto, dijo, en el presupuesto público de los años venideros, el subsidio de los trenes de pasajeros se sumaria al del Tren Maya y al del Aeropuerto Internacional Felipe Angeles.

“Es muy claro que el Gobierno debe dedicarse a poner las leyes, pero no debe hacerla de empresario, porque generalmente las empresas que maneja el Gobierno no son rentables”, destacó.

En ese sentido, “si se anima”, es el sector privado quien debe operar estas rutas, expuso el dirigente, quien reprobó que el proyecto sea entregado a las Fuerzas Armadas, ya que éstas deben estar a cargo de la seguridad del país, no de otras labores.

Por su parte, la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Esperanza Ortega, consideró que la inseguridad es uno de los retos que tendrá el proyecto.

En conferencia, destacó que el sector industrial continúa padeciendo los robos, asaltos e incluso secuestros de los operadores se transporte de carga, por lo que, dijo, es evidente que los trenes de pasajeros no quedarán exentos de esta clase de ilícitos y es un factor que debe ser previsto y tomado en cuenta.

Sobre el tema, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Francisco Cervantes, informó que la Comisión de Infraestructura del organismo está analizando la viabilidad técnica y financiera de las siete rutas de trenes de pasajeros anunciadas por el Ejecutivo.

Indicó que no es posible emitir una opinión hasta que no se tengan dichos estudios por parte de los expertos.

Focos amarillos. El líder de la Concamin, José Abugaber, destacó que el entorno global para 2024 luce complejo, entre otras cosas por el posible regreso de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos, el cual es un factor de preocupación para el sector privado por el impacto que puede generar.