Firmas estaban en franca recuperación, dicen

Ven en decisión de la FAA, duro golpe para las aerolíneas

Expertos afirman que esta acción llegó en el peor momento para el sector; beneficio ahora será para empresas estadounidenses, vislumbran

cuartoscuro_767057_digital
Avión de AeroméxicoFoto: Cuartoscuro
Por:
  • Berenice Luna

La degradación en la calificación de México a categoría 2 por parte de la Administración Federal de Aviación (FAA) de EU significa un nuevo golpe para las aerolíneas mexicanas, que apenas este año comenzaban a ver la luz después del impacto de la crisis causada por el Covid-19, coincidieron expertos.

Rogelio Rodríguez, experto en temas aeronáuticos, señaló que, en los últimos tres meses la aviación nacional se encuentra en franca recuperación, después de las pérdidas registradas durante 2020; incluso cuando las aerolíneas mexicanas son muy puntuales en la observación, y cumplimiento, de las normas internacionales de seguridad, como lo mencionó la Asociación de Hoteles y Moteles.

En entrevista con La Razón, el analista recordó que México es el tercer país en el mundo con una mayor recuperación en la aviación; es decir, fue de los países que más incrementó frecuencias y número de vuelos; sin embargo, la decisión de la FAA congelará ese dinamismo.

Gráfico

“Si las empresas mexicanas tenían en su programa de recuperación nuevas rutas aéreas, eso no lo van a poder hacer ya mientras dure esta medida, ya que se mantendrán las cosas así y eso sí es una afectación a los planes de recuperación de las líneas aéreas mexicanas cuando es obvio que está habiendo un incremento en la demanda de servicios aéreos entre México y EU”, sostuvo.

Hasta febrero pasado, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) estimó que la pandemia ocasionó pérdidas a las aerolíneas mexicanas por más de 9 mil 320 millones de dólares sólo en 2020, así como una pérdida de 170 mil 580 millones de empleos respecto a 2019.

En este sentido, Alejandro Cobián, socio de Flores, Olivares, Cobián & Abogados y Consultores, señaló que la decisión de la FAA es una mala noticia para la autoridad mexicana, pero quien resentirá las mayores afectaciones será el sector del transporte aéreo.

Mencionó que después de casi 11 años regresar a incurrir en fallas, omisiones o irregularidades, es un tema muy desafortunado, que tendrá fuertes afectaciones para las aerolíneas nacionales con todas las consecuencias que implica esta degradación.

Sostuvo que esta baja en la categoría se presenta en la crisis más grave que se ha vivido en la historia de la aviación global, incluso peor a la crisis que se estaba sorteando en 2010, cuando se dio la pasada baja en la categoría.

Gráfico

“Estamos en un proceso en el que las aerolíneas lo vienen haciendo muy bien, sobre todo las de bajo costo, con números positivos, con márgenes operacionales favorables y que venían viviendo un proceso de gran recuperación”, refirió.

A finales del año pasado, Peter Cerdá, vicepresidente regional de las Américas para la IATA, aseguraba que México es un ejemplo de éxito regional por su recuperación tras la crisis. “En el caso mexicano, estamos viendo que la capacidad está prácticamente al ras de lo que teníamos en 2019, con una caída de sólo 5.0 por ciento. Las firmas mexicanas han hecho un trabajo excepcional para traer de vuelta esa capacidad”, señaló en aquel momento.

Ahora, las aerolíneas estadounidenses serán las que se beneficiarán de esta degradación, ya que el mercado que dejará de atender México, será absorbido por EU.

Los expertos coincidieron en que el tiempo que se tarde la autoridad mexicana; es decir, la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), en cumplir con las normas establecidas por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), para volver a la categoría 1, será lo que determine la gravedad para las aerolíneas.

Por su parte, Cobián dijo que después de la experiencia de 2010, se dio a conocer que el Gobierno había erogado una importante cantidad de dinero, cercana a los 500 millones de pesos, sólo para acatar las reglas de la OACI, como parte de un presupuesto extraordinario.