Se comercializan 83 mil 612 unidades

Venta de autos rebota 139.4 por ciento en abril, su segunda alza anual consecutiva

En el primer cuatrimestre suman 342 mil 651 automotores, con un aumento de 3.31% anual; distribuidores de coches prevén recuperación del sector hasta 2024

autos
Las ventas de vehículos ligeros disminuyeron 12.5 por ciento respecto a marzo pasado.Foto: Archivo.
Por:
  • Ivonne Martínez

La venta de automóviles en el mercado interno hiló su segunda alza anual consecutiva tras 12 meses de pérdidas, con 83 mil 612 unidades en abril de 2021, con un fuerte crecimiento de 139.4 por ciento resultado del “efecto rebote” respecto a sólo 34 mil 927 comercializadas en igual mes del año pasado, cuando inició el confinamiento en el país a causa de la pandemia de Covid-19.

No obstante, las ventas de vehículos ligeros disminuyeron 12.5 por ciento respecto a marzo pasado, cuando se comercializaron 95 mil 513 automotores, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) con base en el Registro Administrativo de la Industria Automotriz de Vehículos Ligeros (RAIAVL).

En el periodo enero-abril de 2021 se comercializaron 342 mil 651 vehículos ligeros, con un aumento de 3.31 por ciento respecto a las 331 mil 658 unidades comercializadas en el mismo lapso del año pasado, agregó con base en información que proviene de 22 empresas afiliadas a la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, A.C. (AMIA), Giant Motors Latinoamérica y Autos Orientales Picacho.

El presidente del Inegi, Julio Santaella, comentó que las ventas al público de vehículos ligeros parecen haberse estancado en 2021 con 83 mil 613 unidades en abril y un promedio de 85 mil 663 al mes durante el primer cuatrimestre del año, cuando antes de la pandemia las ventas al público superaban los 100 mil vehículos mensuales.

“Las ventas al público de la industria automotriz alcanzaron 83 mil 613 vehículos ligeros en abril 2021, un volumen similar al registrado en abril 2013”, escribió en redes sociales.

El director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales, precisó que el crecimiento de 139 por ciento que registraron las ventas de coches ligeros en abril de este año pudiera aparentar que da la pauta de una rápida recuperación del mercado automotor en el país, “cosa que no está ocurriendo, nos encontramos apenas iniciando el rebote”.

Estimó que esto llevará a cerrar 2021 con ventas cercanas a un millón 050 mil unidades, con un incremento de 10.5 por ciento en comparación a 2020, pero todavía muy lejos de los niveles previos a la pandemia, ya que en 2019 se comercializaron un millón 317 mil unidades.

Gráfico

“Esperamos que esta tendencia de rebote, lento pero consistente, nos lleve a que en 2024, probablemente en 2023, podamos superar el efecto de la pandemia”, dijo en entrevista televisiva, al estimar que marzo pudo haber marcado el punto de inflexión para el sector y que se mantenga una tendencia de rebote.

La directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, Gabriela Siller, explicó que el gran crecimiento anual durante abril es resultado de un efecto matemático por la baja base de comparación, pues en ese mes del año anterior las ventas al público cayeron a una tasa anual de 64.49 por ciento.

El gerente de Análisis Económico de Banco Base, Jesús López, comentó que en las ventas internas se observa un estancamiento importante, pero ya a partir de marzo pasado se empieza ver el llamado “efecto de rebote”.

Lo importante es que la parte de ventas de México va a seguir estancada el resto del año, o sea va a llegar a niveles de alrededor de 100 mil autos mensuales promedio y se va a mantener ahí durante el año.

Con variaciones anuales a partir de abril que van a tener un salto muy considerable, pero hay que tener cuidado con la interpretación de ese porcentaje, porque en abril del año pasado vemos una contracción de las ventas totales de 35 mil en un mes, dijo.

Gráfico

Guerra China-EU causó crisis de chips

El Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce) consideró que el desabasto mundial de semiconductores se debe a las restricciones que se impusieron a empresas productoras con el conflicto comercial entre China y Estados Unidos.

Sergio Ley López, presidente de la Sección Asia y Oceanía del Comce, precisó que la falta de chips es uno de los puntos álgidos que vive la industria en estos momentos, porque el conflicto comercial entre Estados Unidos y China no beneficia un flujo efectivo de insumos.

“Yo creo que la manufactura de chips (semiconductores) no se debe mucho a la pandemia, sino más bien a restricciones que se han impuesto a las empresas que fabrican este tipo de insumos, lo que ha ocasionado retrasos”, dijo.

Fernando Ruiz Huarte, director general del Comce, resaltó que las exportaciones mexicanas crecieron 3.1 por ciento anual en el primer trimestre del año; sin embargo, fue un resultado por debajo de lo que esperaban, porque los envíos de automóviles frenó esta actividad.

Con información de Ana Martínez

ntb