A toda marcha tren de la informalidad y en 2020 58% de la PEA

Más deuda pública otro síntoma del Covid-19
Por:

La chamba es la chamba… Nada engrandece tanto al espíritu como la satisfacción de un trabajo bien hecho y la remuneración de dicho esfuerzo que nos permite llevar el pan a la mesa.

Sin embargo, en el país las historias de los bajos salarios, la informalidad y las jornadas laborales que no cumplen con lo establecido por la Ley Federal del Trabajo se repiten una y otra vez.

Sólo el año pasado la fragilidad económica dejo entrever la empobrecida estructura del mercado laboral mexicano.

Durante 2019 apenas se generaron 342 mil puestos de trabajo formal, la cifra más baja desde la crisis internacional en 2009.

Como consecuencia de lo anterior la variación total del empleo registrado ante el IMSS en los primeros 13 meses de la actual administración fue de una pérdida de 36 mil 484 empleos formales…

Manos inquietas… Lógicamente ante una menor disponibilidad de puestos formales, el desempleo tampoco vio la suya.

En noviembre del 2019 la tasa de desocupación se ubicó en 3.5%, lo que significa que había cerca de un millón 930 mil personas que buscaban activamente un trabajo y no pudieron ocuparse ni por una hora.

Además, en entidades como Tabasco el porcentaje fue del 7%, mientras que Querétaro y la CDMX alcanzó el 5.1%.

Por si fuera poco, en diciembre un 65% de los puestos que se destruyeron fueron permanentes, lo que podría abonar al desempleo. Se proyecta que dicho indicador podría alcanzar el 3.6%, es decir, 2 millones de mexicanos sin chamba…

Algo saldrá… Como quiera, en la víspera de encontrar algo mejor la subocupación y la informalidad avanzan a paso voraz.

La tasa de subocupación de noviembre, referida al porcentaje de la Población Económicamente Activa (PEA) con necesidad de ofertar más tiempo de trabajo, representó el 8.2%, la más alta desde mayo de 2016.

Mientras que otro 56% de la población ocupada se encontró en la informalidad.

Al cierre del 2019 sólo 20.4 millones de trabajadores tuvieron acceso a la cobertura de seguridad que proporciona el IMSS.

Por si fuera poco, José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), hace ver que aún no se toca fondo.

Los datos de inversión productiva hasta octubre muestran una reducción del 8.7%, en tanto que el consumo privado, otro motor del empleo, tuvo un promedio de crecimiento anual del 0.9%, el menor desde 1995.

Con todo lo anterior el 2020, en definitiva, no será el año del empleo. Se prevé que en total se generen entre 400 mil y 450 mil puestos, mientras que el empleo fuera de la formalidad llegará en el primer semestre al 58%. Así que tren informal a toda marcha…

Hoy lunes azul

y costosa depresión

Blue monday… Pasado el furor del arranque del año, hoy es el lunes azul, el día que de acuerdo con los psicólogos es el más triste del año.

Más allá de lo curioso de esta fecha, la realidad es que en el país el ausentismo vinculado con episodios de depresión es muy elevado. Se calcula que una persona que sufre de este mal puede llegar a faltar a su empleo hasta 20 días en un año, lo que equivale a una merma en su productividad cercana al 30%. Oh depresión…