Jueves 22.10.2020 - 19:21

Costosa política eléctrica y más presión presupuestal

Más deuda pública otro síntoma del Covid-19
Por:

Aires de ciudad… Un asunto que acaparó los reflectores durante las discusiones del Foro Económico Mundial fue el cambio climático y el deterioro del medio ambiente.

Actualmente, esta problemática representa un enorme riesgo para la salud de cientos de personas y animales; amén de ser un gran peligro para el sector agropecuario y la seguridad alimentaria.

Hoy, en México mueren al año cerca de 49 mil personas a causa de la contaminación en el aire, la cual se explica en 89% por las emisiones emitidas para la generación de energía.

En el último lustro, México se adscribió al acuerdo de París donde se comprometió a una reducción de 22% en las emisiones contaminantes y de 51% en las de carbono.

De igual forma como parte de la Ley de Transición Energética se estableció que para 2021 el 30% de la generación del país debía provenir de fuentes de energía limpia como la solar y la eólica, amén de que para el 2024 la meta es alcanzar el 35%...

Bye, bye, energías limpias… Si bien es probable que los objetivos del próximo año se alcancen, no es tan claro que esto sea así para la meta de 2024, máxime los cambios que la CONAMER, de César Emiliano Hernández, llevó a cabo en los lineamientos para otorgar Certificados de Energía Limpia (CEL).

Dichas modificaciones responden a los actuales objetivos de política energética de la SENER, de Rocío Nahle, que buscan posicionar a la CFE, de Manuel Bartlett, como el mayor generador de energía eléctrica. Sin embargo, restringen el desarrollo de las fuentes limpias.

Joel Tonatiuh Vázquez, especialista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), apunta que con las subastas eléctricas de largo plazo los particulares realizaban los gastos de inversión, lo que aligeraba la carga presupuestal.

Ahora será la CFE la que deberá desembolsar una mayor cantidad de recursos para hacer frente a las crecientes necesidades de electricidad del país. Para este año se anunció la construcción de siete centrales, que significarán un gasto cercano a los 58 mil 643 millones de pesos y que aportarán unos 3 mil 762 megawatts (MW).

Por si fuera poco, seis de estas usarán gas natural como combustible y la otra, combustóleo...

Vivir sin aire… Lo anterior representa un paso en dirección contraria a la tendencia internacional y encarece de forma sustancial los costos de generación, por arriba de los de opciones solares y eólicas que han abaratado su oferta.

El año pasado, los costos de la tecnología fósil más económica se ubicaron en mil 103 pesos por MW/h; mientras que los relacionados con las subastas eléctricas rondaron en promedio los 552 pesos por MW/h, es decir 50% más económicos.

A lo anterior se deben sumar también la merma que el cambio de tendencia podría traer a la salud y las presiones en ese, de por sí, apretado presupuesto. En otras palabras, costosa política eléctrica…

Gallástegui, con Snowball, por empujón colectivo

Un empujoncito…Ante la débil dinámica económica, un rubro que analiza diversas vías para impulsarse son las franquicias.

En ese sentido, recientemente la firma especializada en el desarrollo de marcas Gallástegui Armella Franquicias, que preside Juan Manuel Gallástegui, se asoció con la comunidad de inversión Snowball, al mando de Gustavo Martínez.

La idea es ampliar la presencia de algunos modelos mediante el financiamiento vía crowdfunding. Así que, impulso colectivo…