El impresentable Mireles

WhatsApp-Video-2020-01-20-at-21.50.46-1
Por:

¿Qué funcionario puede pedir a sus escoltas que amenacen con pistola en mano y que golpeen a su hija? ¿Quién apunta con un arma a su hijo y le dice que lo va a matar?

Ese hombre es José Manuel Mireles Valverde, quien a pesar de haber estado en la cárcel, acusado de narcotráfico, hoy se desempeña como subdelegado de Salud del ISSSTE en Michoacán.

Hace un par de días, Alejandro Mireles, hijo del exlíder de las autodefensas de Tepalcatepec, denunció amenazas de muerte por parte de su propio padre.

Fue ante la Fiscalía General del Estado de Michoacán que Alejandro Mireles fue a interponer la denuncia, a la cual se le asignó el expediente 243775/UATP/MOR/2019.

Además, a través de redes sociales colocó un post en el que se puede leer: “Hasta tu sangre te puede amenazar de muerte y todo por una hija de pu… que no vale nada (sic)”.

Pero además de la amenaza a su hijo, el viernes pasado, habitantes de Tepalcatepec expulsaron a Mireles del local donde estaban porque llegó a agredir a su hija Briana, quien estaba en un café, en el municipio de la Tierra Caliente.

A su exesposa, Ana Valencia, quien intentó defender a su hija, uno de los escoltas de Mireles le apuntó con una pistola, por lo que un grupo de habitantes salió en defensa de la mujer.

Narraron que Mireles se fue con su actual esposa y su familia política al Ministerio Público, pues entre el conflicto, su suegro resultó con un golpe en la cara.

Mireles es un hombre que siempre ha estado envuelto en la violencia, verbal y física.

Acusado de narcotráfico y de defender al crimen organizado, de insultar a las mujeres diciendo que son unas “pirujas” o “nalguitas”; y, aun así, con esa oscura trayectoria, Mireles Valverde se desempeña como subdelegado de Salud del ISSSTE en Michoacán.

Recordemos quién es este impresentable…

Le dicen El Loco Mireles. Es uno de los fundadores de los grupos de autodefensa comunitaria que se levantaron en armas en 2013 contra la violencia generada por el crimen organizado; en este caso, por Los Caballeros Templarios.

Aunque se sabe que algunos de estos grupos habrían sido infiltrados y pagados por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) para que sacaran, con ayuda de autoridades estatales, a Los Caballeros Templarios, principal amenaza en Michoacán.

Pero antes de crear los grupos de autodefensa, Mireles fue parte de esa mafia que después afirmaba combatir. En noviembre de 1988, Mireles fue detenido, en Tepalcatepec, en posesión de 86 kilos de mariguana, empaquetados en diez costales.

En 1991, fue sentenciado por delitos contra la salud y recibió una sentencia de siete años y tres meses y una multa de 50 mil pesos; aunque sólo estuvo en prisión tres años y ocho meses.

Incluso se dice que cuando el llamado Loco Mireles fue trasladado al Penal de Morelia, ahí, junto con Ives Landa Ruiz y otros internos, se apoderó del control del penal, generando un autogobierno.

Tras salir libre, Mireles se fue a Modesto, California, Estados Unidos, donde también fue apresado, entre otras cosas, por ostentarse como médico cirujano en aquella nación sin tener la acreditación que exigen las autoridades locales.

Envuelto en polémica

[caption id="attachment_1044915" align="alignnone" width="696"] En días recientes, la opinión pública giró en torno al exlíder de las autodefensas por su matrimonio con una joven 39 años menor. Foto: Especial[/caption]

A su regreso a México volvió a ser detenido… en dos ocasiones.

Cada vez que Mireles era aprehendido había una fuerte presión por parte de los grupos de autodefensas para que lo dejaran en libertad. Decían que era una víctima del Estado y un preso político, a quien le sembraban armas para detenerlo.

La realidad es que cuando Mireles fue asegurado tenía en su poder armas de uso exclusivo del Ejército y no podía comprobar su procedencia.

Finalmente, y ante mucha presión, José Manuel Mireles fue exonerado del delito de portación de armas, que lo mantuvo preso durante dos años y 11 meses y por el cual estaba libre bajo fianza.

Y a pesar de que las autoridades estadounidenses entregaron información a sus pares mexicanas, en la que aseguraban que este señor tenía nexos con el crimen organizado y que las autodefensas de Tepalcatepec estaban ligadas al CJNG, José María Alvarado Navarro, titular del Segundo Tribunal Unitario del Décimo Primer Circuito, consideró que no había elementos para seguir con este juicio relacionado con la causa penal 137/2014.

Al resolver un recurso de apelación, el magistrado Alvarado Navarro ordenó la absolución de Mireles, quien fue notificado de la sentencia y quedó en libertad.

Al quedar exonerado, Mireles buscó ser candidato a diputado y así, de un momento a otro, fue nombrado subdelegado médico del ISSSTE en Michoacán, con todo lo que esto conlleva, como ser el encargado de los servicios médicos y el control de las medicinas en el estado.

Un hombre que tiene una importante base de seguidores en su estado, pero que lleva años sin ejercer la medicina.

Mireles hoy es subdelegado del ISSSTE en Michoacán.

Un funcionario que insulta y le saca pistolas a su exmujer e hijos, un hombre que denigra a las mujeres y que además es cuestionado por formar parte de las filas del crimen organizado.  Este sujeto es premiado con un cargo público, en el cual se escuda para tener más poder y amedrentar a los que tiene cerca. Aquellos que van contra sus intereses no sólo políticos, sino también personales.