Arturo Damm Arnal

Mal, peor, pésimo

PESOS Y CONTRAPESOS

Arturo Damm Arnal*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Arturo Damm Arnal
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Arturo Damm Arnal

La tarea esencial del gobierno, a la que no puede renunciar sin dejar de serlo, es la construcción y consolidación del Estado de Derecho, el gobierno de las leyes justas que reconocen plenamente, definen puntualmente y garantizan jurídicamente los derechos de las personas, que para los agentes económicos son el derecho a la libertad individual para producir, ofrecer y vender, para demandar, comprar y consumir, y a la propiedad privada sobre los medios de producción necesarios para poder producir, ofrecer y vender, y sobre los ingresos sin los cuales no se puede demandar, comprar y consumir.

Si hay Estado de Derecho hay confianza empresarial para invertir directamente y producir bienes y servicios, crear empleos y generar ingresos, empleos e ingresos de los que depende, en buena medida, el bienestar de las personas. Si en vez de Estado de Derecho hay Estado de chueco hay desconfianza empresarial con los resultados contrarios.

Ya tenemos los resultados del Indicador de Confianza Empresarial, ICE, del INEGI, para junio, que va de cero a cien, siendo cero total desconfianza y cien confianza total, de tal manera que entre cero y cincuenta hay desconfianza (mayor conforme nos acercamos a cero), y entre cincuenta y cien hay confianza (mayor conforme nos acercamos a cien).

El ICE para invertir directamente en México, en junio, se ubicó en 35.1 puntos. Esta fue su evolución en el primer semestre: enero, 31.9 (desconfianza); febrero, 34.8 (menor desconfianza); marzo, 34.9 (menor desconfianza); abril, 36.0 (menos desconfianza); mayo, 36.5 (menor desconfianza); junio, 35.1 (mayor desconfianza).

En junio, por primera vez en cuatro meses, la desconfianza empresarial para invertir directamente en México aumentó lo cual, como lo apunté en el anterior Pesos y Contrapesos, podrá traducirse, de los males el menor, en menor crecimiento de las inversiones directas o, de los males el mayor, en decrecimiento de las mismas.

El Estado de Derecho tiene que ver con el respeto, de entrada de parte del gobierno, a la libertad individual y a la propiedad privada. ¿Cómo andamos en México en la materia?

Según el Índice de Libertad Económica 2022, de la Fundación Heritage, en materia de libertad económica México ocupa, entre 177 países considerados, el lugar 67, con una calificación, en escala de cero a diez, de 6.4. Mal en materia de libertad individual.

Según el Índice Internacional de Derechos de Propiedad 2021, de la Alianza por los Derechos de Propiedad, en materia de respeto a la propiedad México ocupa, entre 129 naciones tomadas en cuenta, la posición 73, con una calificación, en escala de cero a diez, de 5.3. Peor en materia de propiedad privada.

Según el Índice de Estado de Derecho 2021, del Proyecto Mundial para la Justicia, en materia de Estado de Derecho México ocupa, entre 139 países considerados, el lugar 113, con una calificación, en escala de cero a diez, de 4.3. Pésimo en materia de Estado de Derecho.

Mal en materia de respeto a la libertad económica (6.4/10), peor en materia de respeto a la propiedad privada (5.3/10), pésimo en materia de Estado de Derecho (4.3/10), todo lo cual le resta competitividad a la economía mexicana, a su capacidad para atraer, retener y multiplicar inversiones directas de las que dependen producción, empleos e ingresos y, al final de cuentas, el bienestar.